notitle
notitle

Pablo Secada,Al.Mercadopsecada@ipe.org.pe

Esto es, supuestamente, parte del cambio de énfasis en el que se privilegia el consumo humano directo. Tres problemas. Primero, ¿qué demanda sostendrá la quintuplicación de la oferta de la que se habló? Segundo, casi la mitad de la captura de "embarcaciones menores" irá, según el dispositivo, a alimentar harineras. Irá muchísimo más en realidad. Tercero, se retrocede en una reforma a la que le faltó la piedra de toque. Las cuotas deben ser negociables. Así se incentivaría la consolidación de la industria, se terminaría de sacar a los vivos que han contraatacado aprovechándose de la buena voluntad e inexperiencia de tecnócratas y se reduciría la presión sobre el recurso.