PROTEÍNASAyudan en la construcción y mantenimiento de la masa muscular. Además generan anticuerpos y nivelan el PH. Pueden ser de origen animal (huevos, carnes, pescados, aves y lácteos) o vegetal (soja, frutos secos, champiñones, legumbres y cereales).

CARBOHIDRATOSSon los mejores proveedores de energía. Son conocidos como las "baterías" que sirven para que funcione el organismo. Cuando se suspende su consumo, el cuerpo se descompensa y comienza la pérdida de peso de manera dramática.

Se clasifican en simples (frutas, lácteos y derivados, gaseosas y dulces) y complejos (verduras, legumbres, panes y cereales integrales).

GRASASSon una fuente concentrada de energía y esto justifica su consumo moderado. Se encargan de movilizar elementos nutricionales indispensables a través de las células.

Se encuentran en los aceites vegetales y en productos como la mantequilla, la leche entera, los quesos y el helado.

VITAMINASSon sustancias orgánicas imprescindibles para la vida. Se obtienen a través de la alimentación porque el organismo no puede producirlas.

Su función principal es controlar y regular el metabolismo, participando activamente en la formación de sustancias y estructuras como enzimas, hormonas y proteínas.

Forman parte de una infinidad de reacciones químicas y controlan la obtención de energía a partir de los macronutrientes.

Son 13: A, C, D, E, K, B (tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, biotina, vitamina B-6, vitamina B-12 y folato o ácido fólico).