Las vacaciones escolares siguen su curso y muchos padres de familia se preguntan cómo pueden hacer para que sus hijos se alejen por un momento de los videojuegos, el celular, las redes sociales y demás distracciones digitales propias de esta era, para compartir más tiempo en familia.

Un 10% de los casos de adolescentes que juegan videojuegos online desarrolla adicción, según la más reciente investigación del Centro de Información y Educación para la Prevención del Abuso de Drogas (Cedro). Asimismo, el 45% de los casos tratados por videojuegos por esta institución, estuvo conformado por jóvenes en etapa escolar y universitaria, entre 12 a 19 años.

De ese total, 93% corresponde a personas del sexo masculino. De acuerdo con el psicólogo y coordinador de Educación de la ONG Internacional World Vision, Daniel Yépez, las vacaciones no deben ser un momento de estrés para los chicos, sino más bien un tiempo de relax. Sin embargo, señala que es mucho más saludable promover la diversión en familia en lugar de controlar a los niños y adolescentes.

“El tiempo de calidad en familia también puede ser divertido. Se pueden aprovechar los juegos de mesa, leer juntos y promover el diálogo o salir al parque. Por otro lado, los chicos necesitan su espacio y en lugar de imponerle una disciplina deportiva, ya sea fútbol, básquet o natación, debemos darles las oportunidad de que ellos mismos elijan. También está el teatro, la música, el baile, los talleres de clown, etc.”, afirma Yépez.

El especialista resalta que es importante respetar la autonomía de los niños y adolescentes ya que aún persiste la idea equivocada de que los papás son “dueños” de los chicos y pueden hacer con ellos lo que quieran.

Los chicos no son objetos. Ellos tienen los mismos derechos que un adulto. Al no respetar su espacio estamos atentando contra su salud emocional y hasta física, puesto que cuando estamos bajo estrés nuestro cuerpo produce en exceso la hormona cortisol. Esto les puede causar dolores de estómago, de cabeza y hasta los vuelve más agresivos”, explica.

Según resultados de la más reciente Encuesta Nacional de Hogares del INEI, más del 88% de la población menor de 18 años de edad hace uso de Internet para obtener información. Le sigue el 80% para actividades de entretenimiento como videojuegos online, películas o música, y el 70% para comunicarse vía email, chat y redes sociales.

“Los papás deben dar el ejemplo, también se puede jugar y hacer uso de la tecnología, pero en familia. No debemos prohibirle el uso de estas plataformas, con o sin nuestro permiso igual las usarán. Por ello, debemos dialogar sobre el buen uso de estas herramientas, hay que generarles confianza a los chicos para poder tener un acompañamiento permanente y cercano”, concluye Yépez.

TAGS RELACIONADOS