Los padres deben predicar con el ejemplo. (Internet)
Los padres deben predicar con el ejemplo. (Internet)

Que los no solo es culpa de los 'amigos' o las malas influencias, sino también de la familia. Son, pues, los seres queridos los encargados de poner reglas claras al respecto. "Los padres deben hablar con los hijos y convencerlos de que beber alcohol es nocivo", asegura Liliana Tuñoque, psicóloga de la Clínica Internacional.

"Hay que explicar con argumentos, no basta con decir 'no tomas porque no quiero'. Existen estudios clínicos que demuestran el impacto del alcohol en el organismo, así que los padres tienen cómo sustentar una postura", agrega la especialista.

Asimismo, los padres deberían predicar con el ejemplo pues de nada sirve que hablen sobre lo malo del alcohol si es que ellos mismos se emborrachan todos los fines de semana. "Incluso hay papás que motivan a sus hijos para que tomen. También hay hogares que tienen un bar surtido de licor, lo cual resulta contraproducente", anota Tuñoque. Queda claro, entonces, que los valores y los consejos provistos por los padres resultan fundamentales para que los hijos digan "no" cuando alguien les acerque un vaso de alcohol. No hay que olvidarlo.