(USI)
(USI)

Un equipo médico del Programa de Trasplante de Sangre y Médula Ósea Pediátrica de la () ha realizado un nuevo tratamiento experimental para lograr la cura del sida.

Un niño de 12 años fue sometido al primer trasplante de células madre obtenidas de la sangre de cordón umbilical. Según el medio español , estas células madre no despiertan ningún recelo ético, provocan menos riesgo de rechazo y contienen una variante genética de inmunidad al VIH (CCr5d32).

El pequeño paciente fue escogido por nacer 'seropositivo' y haber desarrollado hace tres meses leucemia. Sus médicos decidieron probar suerte con una estrategia que luchara al mismo tiempo contra ambos males.

Antes del trasplante, el niño siguió un agresivo tratamiento con sesiones de quimioterapia y radiación para anular su sistema inmune. La idea era que, al transfundir las nuevas células, el sistema defensivo se reprogramara.

El trasplante se realizó el pasado 23 de abril, pero se sabrá su resultado dentro de 100 días.

CASO INSPIRADOREn 2007, un que padecía de leucemia y cáncer se curó de ambas enfermedades con un trasplante de médula ósea.

El donante compatible tenía en su sangre la variante genética de inmunidad al virus del VIH. La combinación inesperada surtió efecto y, desde entonces, los médicos intentan imitar el tratamiento.

"Lo más esperanzador es que vamos a demostrar que el sida puede ser curado y que la sangre del cordón umbilical es el mejor tratamiento. Hay personas con y leucemia que están esperando estos resultados como un gran avance", aseguró , el líder del equipo científico en Minnesota.