En 2008, más de un millón de personas fallecieron por esta enfermedad. (USI)
En 2008, más de un millón de personas fallecieron por esta enfermedad. (USI)

Según una reciente investigación de la organización , las personas no son conscientes de que la tos persistente puede ser indicio del cáncer de pulmón, mientras que tienen mucho más claro que un bulto puede ser síntoma de cáncer de mama o que sangrados en las heces o la orina pueden deberse a un cáncer de colon, riñón o próstata.

Miker Richards, director del área de cáncer del , señala que el cáncer de pulmón es el más mortífero de los cánceres y el más comúnmente diagnosticado.

De acuerdo a las cifras de la , en 2008, 1,37 millones de personas murieron en todo el mundo a causa de esta enfermedad.

Asimismo, la OMS espera que esa cifra suba a 450 mil personas en 2030, a menos de que se controlen sus principales factores de riesgo: el consumo excesivo de alcohol, la dieta poco saludable, la falta de actividad física y el tabaquismo.

Algunos de los síntomas son la tos persistente, dificultad para respirar, constante dolor de pecho, dolor crónico o una punzada al toser o hacer una inhalación profunda, falta de apetito, y disminución en la capacidad de hacer actividad física.

Nueve de cada 10 casos de esta enfermedad son acusados por la adicción al tabaco, y un diagnóstico temprano aumenta las posibilidades de supervivencia de los pacientes.