Lomito a la vista. La carne roja probablemente provoque cáncer, pero aún no está confirmado al 100%. (ILCB)
Lomito a la vista. La carne roja probablemente provoque cáncer, pero aún no está confirmado al 100%. (ILCB)

Esta mañana una noticia nos dejó con el choripan a medias: según la Organización Mundial de la Salud (OMS) comer chorizo, salchichas, jamón y demás puede causar cáncer. Y no solo embutidos: comer carne roja en sí "probablemente" también te de cáncer.

Pero vamos por partes. Fue en el 2014 que un comité internacional recomendó que los efectos de consumir carne roja y procesada fueran una prioridad de estudio por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), que forma parte de la OMS.

En ese entonces ya se sabía que ciertos tipos de carne están asociadas con el cáncer. Por eso, el más reciente reporte, , es en realidad un conjunto de estudios agrupados — que ya existían — que les ha permitido a los investigadores hacer las afirmaciones que se han hecho.

¿Qué se afirma? Que la carne procesada pertenece al grupo 1, es decir, es carcinogénica (o sea que produce cáncer o que favorece su aparición) en humanos. La carne roja, por su parte, es del grupo 2A, lo que significa que probablemente lo sea.

Precisemos: el estudio está considerando que la carne procesada trae problemas. ¿Qué es carne procesada? Pues esa que ha sido curada, fermentada, ahumada o que ha pasado por otros procesos para mejorar su sabor y preservarlo. También se le dice así a la carne que ha sido picada para elaborar embutidos y que suele ser una mezcla de diferentes partes del animal.

Y aquí algo interesante que precisa :

La definición de carne procesada aportada por el IARC en la nota de prensa no distingue entre la calidad de los productos usados, por lo que en el grupo entraría todo el embutido, desde el peor chorizo al jamón de mejor calidad. Lo mismo sucede con las carnes picadas. El catedrático de Salud Pública de la Universidad Autónoma de Barcelona, Miquel Porta, cree "seguro" que las hamburguesas entran en esta categoría, "aunque no es lo mismo una de buena calidad que otra con un alto nivel de procesado industrial".

Las precisiones se irán haciendo con el tiempo, cuando el estudio sea publicado en su integridad (lo que recibimos hoy fue una nota de prensa).

Y ahora vamos con la carne roja (que es la carne de vaca, cordero, cerdo, caballo y cabra): las evidencias científicas que permitan asociar su consumo con la aparición de cáncer no es tan fuerte como la carne procesada.

¿En resumen? No dejes de comer carne roja, esta contiene nutrientes esenciales que tu cuerpo necesita. Pero sí bájale al choripan. Además, el consumo excesivo de carne roja sí puede resultar perjudicial para la salud, pero como decían las abuelitas "hasta el agua en exceso es dañina".

Pongámoslo así: casi un millón de personas mueren al año por culpa del consumo de tabaco, 600 mil por el consumo de alcohol y 200 mil por contaminación del aire. ¿Y por comer carne? 34 mil (y si se demuestra que la carne roja sí causa cáncer la cifra se elevaría a 50 mil).

Ya se viene el verano, anda desempolvando la parrilla.

TAGS RELACIONADOS