Los conejos no son tan cariñosos como los perros y gatos. (Internet)
Los conejos no son tan cariñosos como los perros y gatos. (Internet)

Muchas personas optan por los conejos, cansadas de las tradicionales mascotas, como los perros y los gatos. Quizá, antes de llevar a este simpático animal a tu hogar, hay una serie de consejos que debes tomar en cuenta.

1. A los conejos les encantan los cables eléctricos y telefónicos. Si te descuidas, pueden dejarte sin Internet o quizá se corte el suministro de energía de tu televisor, refrigeradora, radio u otro artefacto. Y por algún misterio, no se electrocutan.

2. No son tan cariñosos como los perros y gatos. Si bien aprenden a obedecer órdenes y se acercan a ti, no esperes de ellos la fidelidad de un can o el engreimiento de un felino. Son seres independientes. Eso sí, te darás cuenta cuando esté alegre porque saltará como loco.

3. Si eres alérgico (a), descártalo de plano. Su pelo es muy fino y vuela por todo el ambiente. Se le cae con mucha facilidad, sobre todo en la época de verano. También suelen sufrir mucho con el intenso sol. Ellos prefieren los climas templados o fríos.

4. Ten mucho cuidado con su comida. Hay productos que los llenan de gases y que son capaces de matarlos. Infórmate bien. La comida balanceada es una opción. También es necesario que tengan agua fresca en todo momento.

TENGA EN CUENTA – Igual que los gatos, los conejos 'marcan' las zonas en las que hacen sus deposiciones. Por eso, es conveniente que lo eduques.