notitle
notitle

Para aclarar el cabello, los especialistas retiran el pigmento oscuro natural con diferentes técnicas y químicos. Luego añaden el pigmento color claro y así es como aclaran el pelo, explica Víctor Manuel Romero, estilista y químico colorista. El problema con este procedimiento es que deja el cabello más vulnerable y, en verano, tiende a estar más expuesto a los elementos.

El cloro de la piscina, el yodo del mar y la radiación solar no son amables con el pelo, ya que lo oxidan y deshidratan, haciendo que se reseque, se vuelva quebradizo, le salgan horquillas y que el color cambie. En el peor de los casos, hasta puede adquirir un tono verdoso.

SOLUCIONES A LA VISTAPara evitar estas consecuencias es importante que rehidratemos profundamente el cabello y lo protejamos de los elementos. Esto lo logrará con una crema que tenga protección contra la radiación, como las de las marcas Kerastase o Redken. Romero aconseja enjuagarse con la crema o utilizar filtro solar a diario, ya que el pelo debe respirar.

Si su cabello ya está dañado, el especialista sugiere someterse a un tratamiento de reacondicionamiento con un especialista en la peluquería. Una vez al mes es suficiente.