Además de Siria, cuatro países no han firmado la Convención sobre Armas Químicas de 1993. (Internet)
Además de Siria, cuatro países no han firmado la Convención sobre Armas Químicas de 1993. (Internet)

DEFINICIÓNSon armas basadas en sustancias tóxicas. Causan daños severos en el organismo. Debido a su alto potencial nocivo, son consideradas armas de destrucción masiva. Se han empleado en conflictos armados desde el siglo XVI, pero con mayor intensidad en el siglo XX.

CLASIFICACIÓNSe clasifican en cuatro tipos:

Irritantes: Atacan la piel, mucosas y vías respiratorias. Ejemplo: Gas mostaza.

Tóxicos: Afectan la sangre y otros órganos. Ejemplo: Ácido cianhídrico.

Asfixiantes: Afectan las vías respiratorias. Ejemplo: Fosgeno.

Neurotóxicas: Afectan al sistema nervioso central y otros órganos. Causan muerte inmediata. Ejemplo: Gas sarín.

EFECTOS DEL GAS SARÍNEl pasado 21 de agosto, Siria habría utilizado gas sarín para matar civiles. Esta acción ha motivado la intervención internacional.Alteraciones visuales.Náuseas y vómitos.Fallas respiratorias.Problemas musculares.Dolor de cabeza.Convulsiones.Muerte.

PROHIBIDASEn 1993, la Convención sobre Armas Químicas prohibió la fabricación, almacenamiento y uso de armas químicas. Siria no firmó el tratado.

DÓNDEAdemás de Siria, cuatro países no han firmado la Convención sobre Armas Químicas de 1993 (Corea del Norte, Egipto, Sudán del Sur, Angola). Dos países no lo han ratificado (Israel y Burmania)