No compres muebles que no vaya a tener una función especial, que no te gane la ansiedad. (Foto: Difusión)
No compres muebles que no vaya a tener una función especial, que no te gane la ansiedad. (Foto: Difusión)

Decorar nuestra casa, y en especial los espacios sociales, es tan importante como la ropa que nos ponemos para una reunión de trabajo o para un compromiso. 

Es nuestra cara hacia nuestra familia o amigos, es el reflejo de lo que somos. Pero a veces cometemos errores al decorarla que nos parecen normales porque hemos visto a otras personas hacerlo.
Panorama Hogar te muestra los errores más comunes y te enseña cómo evitarlos.

1. Comprar muebles sin ninguna función. Muchas veces nos gana la ansiedad y compramos todo para “el futuro departamento”, cuando lo ideal es que, cuando nos vayamos a mudar o decidamos hacer un cambio radical a algún espacio, veamos nuestras necesidades en relación con el espacio y a la función que queremos que cumpla el mueble que vamos a comprar.

2. Ir por la pintura primero sin importar lo demás. Lo recomendable es decidir el color de nuestra pared al final, o al menos tomarlo como una de las últimas decisiones. Así, cuando tengamos ya nuestros muebles, adornos y demás elementos que ocuparán el espacio, podremos distinguir con claridad qué tono de pintura es el ideal.

3. No darle importancia a los espacios reducidos. Por ejemplo, cuando decoramos un baño pequeño, lo más aconsejable es decidirse por colores neutros para suelos y paredes. El blanco, gris, beige, azul y verde -estos dos últimos en tonos suaves-, encajan bien en espacios reducidos donde tenemos que conseguir que los metros parezcan más de los que son.

4. La pared para los muebles, colocar todo en ella. Puede que un gran armario no vaya muy bien justo en el medio de la habitación, pero eso no significa que todos los mobiliarios tengan que estar posicionados y pegados a la pared. Tienes que ubicar todos los componentes de la habitación de forma que el espacio sea aprovechable y cómodo.

5. No dejar zonas de paso. Un error muy habitual. Si tenemos una habitación desde la que salimos a una terraza o a un patio, tendremos que trazar mentalmente un pasillo desde la puerta de entrada hasta la de la terraza o patio y no poner NADA ahí. Debemos dejar una "zona de paso".

6. Poca luz y muebles oscuros. Si tu casa tiene muy poca luz, no uses colores oscuros ni en pintura ni en muebles. Los colores claros y materiales transparentes reflejan y dan luminosidad, así que aprovéchate de ellos para sacar el mayor partido a tu casa.

7. Espejos en lugares sin sentido. Un espejo para que dé sensación de amplitud debe reflejar un espacio grande: una habitación, una ventana o un gran pasillo con ventana a la calle. No pongas un espejo en un pasillo estrecho frente de una pared vacía. Te aseguramos que no dará amplitud.

TAGS RELACIONADOS