Irritabilidad, ansiedad, desmotivación y dificultad para prestar atención son algunos de los síntomas. (USI)
Irritabilidad, ansiedad, desmotivación y dificultad para prestar atención son algunos de los síntomas. (USI)

El filósofo coreano Byung-Chul Han, autor del libro La Sociedad del Cansancio, ha advertido que uno de los males de este tiempo ocurre dentro del ser humano, debido a los altos niveles de presión y explotación que uno mismo se impone para encajar en el sistema. Esta tensión autoinfligida puede derivar en "depresión o cáncer", según Han.

RITMO INSOSTENIBLEEn tal sentido, laborar durante diez, once, doce horas seguidas es una costumbre poco saludable que, tarde o temprano, tendrá consecuencias. Esta desmedida exigencia, sumada a un constante , puede llevar a la persona a sufrir el Síndrome del Trabajador Quemado. También se le conoce como 'burnout'.

"Se manifiesta mediante insatisfacción, irritabilidad, ansiedad, desmotivación, dificultad para prestar atención, disminución en el desempeño laboral, problemas en relaciones interpersonales y hábitos de salud inadecuados", afirma la psicóloga Lucy Ibáñez. Es decir, es 'quemarse' física y psicológicamente.

¿QUÉ HACER?Al detectar estos síntomas, uno debe parar y evaluar la situación. Esto implica tomar cambios drásticos que apunten hacia el bienestar físico y mental. Ibáñez sugiere, por ejemplo, invertir tiempo en conocerse a sí mismo, aprender a superar los pensamientos tóxicos y organizar mejor las actividades. Evite 'quemarse'.