¿Qué hacer cuando te sientes poco deseable? (es.500cosmetics.com)
¿Qué hacer cuando te sientes poco deseable? (es.500cosmetics.com)

Las dudas tienen consecuencias. La falta de confianza es una de las grandes trabas para el ser humano, pues impide que se desarrolle plenamente. La vida se hace más difícil cuando uno no se acepta a sí mismo.

El plano sexual es un terreno que no es inmune a la incertidumbre. "He engordado", se queja Kelly (37). "He engordado y creo que estos kilos de más han influido en mi vida sexual. La frecuencia de nuestras relaciones sexuales ha disminuido y me parece que es porque mi enamorado ya no siente atracción hacia mí, ya no tanto como antes al menos".

"Me da miedo fracasar", cuenta Emilio (46). "Este año me diagnosticaron diabetes y he estado tomando medicamentos desde entonces. Toda esta situación me ha afectado, a tal punto que mi libido ha disminuido. Incluso, volver a tener con una mujer me genera nerviosismo. No tengo confianza".

"Divorciada y menopáusica: ¿quién me considerará deseable?", se cuestiona Ana (43). "Física y emocionalmente no estoy en mi mejor momento. Salir de un matrimonio fracasado y enfrentar estos bochornos afectan tu . Lo que menos te sientes es sexy".

POTENCIARSELos problemas sexuales no siempre tienen un origen exclusivamente sexual o genital. En muchos casos, son consecuencias del , , , entre otros factores de peso.

Por ejemplo, un estudio de la () concluyó que, en las mujeres, la autoestima, la independencia y la empatía son factores que influyen en el goce de la vida sexual.

De esta investigación, publicada en el año 2011, se desprende que una mujer con autoestima saludable puede disfrutar con más intensidad el acto sexual.

Las poses, los juguetes sexuales y los disfraces eróticos pueden esperar: lo primero es sentirse bien. El bienestar personal es la piedra angular para desarrollarse con plenitud.

Haber vivido una decepción amorosa, enfrentar el envejecimiento o sufrir algún mal físico son situaciones que dañan la autoestima. La recuperación de esta es necesaria, no solo para tener buen sexo. Reconocer que uno no está al cien por ciento es el primer paso para reencontrarse a sí mismo y hacer lo que es natural.

A veces basta con salir a hacer ejercicio –la liberación de dopamina es terapéutica, dicen los expertos– o cambiar de actitud, pero, en otras ocasiones, la ayuda externa puede ser necesaria. No tema pedirla.