Hacer el amor es diferente que solo tener sexo. (Getty Images)
Hacer el amor es diferente que solo tener sexo. (Getty Images)

Si bien una es una actividad física que busca la satisfacción sexual y complacer el deseo de contacto con el cuerpo de otra persona, también es un acto donde intervienen nuestras emociones. Y surge la pregunta: ¿existe diferencia entre hacer el amor y tener sexo?

El psicólogo y director ejecutivo de National Philosophical Counseling Association (NPCA), Elliot D. Cohen, explica que sí hay diferencia: Hacer el amor “implica tener relaciones sexuales con sentimiento” (aquí sí se involucran nuestras emociones), pero tener sexo “no siempre es un acto de amor”. El especialista nos trae otras grandes diferencias:

Hacer el amor:

-Cuando se hace el amor se busca llegar a las emociones profundas.
-Es un acto espiritual y se desea compartir todo.
-Implica pensamientos y percepciones que unen los cuerpos y la mente.
-Busca la satisfacción mutua.
-Disuelve el abismo entre el tú y yo, y se piensa en el "nosotros".
-Implica pasar todo el tiempo que sea posible juntos, porque es un acto de sensualidad más que de sexualidad.
-Se comparte tiempo en la cama, caricias y pensamientos románticos que hacen más especial el momento.

Sexo:

-Cuando tienes relaciones sexuales solo está el deseo del contacto con otro cuerpo. Tocar o frotar se convierte solo en una estimulación física.
-Es un acto netamente físico.
-El lenguaje que se utiliza tiene como fin excitar a la contraparte.
-Busca la auto gratificación, el cumplimiento de un deseo egoísta.
-Cualquier momento es bueno para tener un encuentro sexual solo se necesita sentir ganas.
-No se comparte demasiado tiempo porque cada quien toma su camino.