Este es un prototipo del sensor desarrollado (Tecnalia)
Este es un prototipo del sensor desarrollado (Tecnalia)

La logró desarrollar unos nuevos sensores que permiten detectar el cáncer de pulmón con mayor antelación, lo que es clave para aumentar las posibilidades de superarlo.

Estos biosensores pueden detectar antes la aparición del tumor a través del aliento humano, que está formado por muchos compuestos orgánicos (como la acetona, el butanol o el metanol), pero la concentración de algunos de ellos puede aumentar hasta 100 veces en personas que tienen un cáncer al pulmón.

Este es un gran avance de la ciencia que facilita el tratamiento de este tipo de neoplasia y aumenta las posibilidades de que la persona que lo padece se cure.

En esta primera fase del proyecto han colaborado pacientes con cáncer de pulmón tratados en la Sección de Oncología Médica del Instituto de OncoHematología del Hospital Donostia (IDOH). Para ello se contó con la autorización del Comité de Etica de Investigación Clínica de Euskadi (CEIC), tramitada por el Instituto Biodonostia.

El (SINC) informó que las muestras de aliento son analizadas mediante el uso de nuevas tecnologías y este análisis multivariable también permitió seleccionar los compuestos que realmente aportan información para el diseño del sensor.

Además, este grupo de investigadores españoles desarrolló nuevos materiales para la detección de los compuestos orgánicos seleccionados que permitan incrementar la sensibilidad de los dispositivos.