No le quites la piel, esta actúa como una barrera natural entre la parte suave del salmón y la sartén o parrilla, lo protege de una cocción rápida. (Foto: Pixabay)
No le quites la piel, esta actúa como una barrera natural entre la parte suave del salmón y la sartén o parrilla, lo protege de una cocción rápida. (Foto: Pixabay)

Gracias a su alto contenido de Omega 3, el salmón es beneficioso para el corazón y el sistema circulatorio, reduce las inflamaciones del cuerpo e incluso disminuye las enfermedades oculares. 

Con tantas bondades y un sabor delicioso cocinarlo en Semana Santa es una gran idea. El chef Yen Tejada de Oregon Foods nos da algunas recomendaciones para que su cocción sea la adecuada. 

1. Siempre que se cocina este pescado se forma una capa blanca. Para evitarla, ponlo durante diez minutos en un recipiente con agua y una cucharada de sal. Además, tendrás un pescado más jugoso.

2. No le quites la piel, esta actúa como una barrera natural entre la parte suave del salmón y la sartén o parrilla, lo protege de una cocción rápida.

3. Una opción es cocinarlo solo con agua, a fuego lento, así tendrás una comida baja en calorías, rica en vitaminas y con un sabor pleno.

4. Si eliges hacerlo a la parrilla explotarás todo el potencial y sabor del salmón. Solo bastará que le pongas un poco de aceite y pimienta.

5.  Para identificar a un salmón fresco verifica el aspecto y color de este, asegúrate que no tenga manchas marrones y marcas oscuras. La carne debe ser firme, sin agujeros, debe lucir lisa y brillante.

TAGS RELACIONADOS