Salud21: Tuberculosis, mal que crece y resiste

Se sospecha de TBC cuando una tos con flema dura más de 15 días y se presenta con fiebre, poco apetito, sudor nocturno y mucha debilidad”.

Además de la tuberculosis, el español padecía de "estenosis esofágica, tuberculosis pulmonar y anemia moderada". (Perú21)
Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

La tuberculosis (TBC) es una enfermedad muy contagiosa que afecta al hombre y avanza lenta y peligrosamente. Según el Ministerio de Salud, afecta a 116 de cada 100,000 peruanos y, aunque la cifra no es tan alta comparada con países africanos, preocupa que en el Perú esté creciendo la tasa de tuberculosis multidrogorresistente, aquella que no responde a los medicamentos convencionales.

La neumóloga Yolanda Bravo, de la clínica Anglo Americana, indicó que, en la mayoría de casos, la resistencia se presenta porque los pacientes abandonan los medicamentos o reciben un mal esquema de tratamiento. Sin embargo, también hay casos de personas que se contagian de una sepa resistente.

La población más expuesta a contraer la tuberculosis convencional o la resistente son los menores de cinco años, las personas con diagnóstico de VIH, diabetes, enfermedad renal o las que usan terapia inmunosupresora o con corticoides.

Empero, Bravo dijo que cualquier persona que haya tenido contacto con un paciente con TBC tiene riesgo de hacer la enfermedad, pues esta se contagia a través del aire, cuando la persona tose, estornuda o habla y expulsa bacilos de tuberculosis que pueden permanecer suspendidos por horas en el ambiente. “Por eso, es importante que en el transporte público, en el hogar y en los colegios se abran las ventanas y cortinas para iluminar el ambiente, ya que la luz ultravioleta mata al bacilo de la TBC”, precisó.

Bravo advirtió que una persona que ha tenido contacto con el bacilo de la TBC puede tener riesgo de desarrollar la enfermedad hasta por dos años. Por eso, dijo que es muy importante mantener una buena alimentación y no bajar las defensas.

Refirió que una forma de prevenir la enfermedad es aplicar a los recién nacidos la vacuna BCG, que permitirá desarrollar una respuesta inmunitaria al bacilo de la TBC. Asimismo, si se tiene algún síntoma del mal, es recomendable tener un diagnóstico precoz para recibir el tratamiento oportuno, y si ya es paciente con TBC, debe cubrirse la boca con un pañuelo descartable al toser, eliminar la flema en un papel desechable y no escupir en el piso para no infectar a otras personas.

Tags Relacionados:

Tuberculosis

Ir a portada