Sigue actualizado en nuestra APP

Salud21: Desórdenes de los niños que roncan

Un niño que ronca constantemente, es alérgico y sus dientes rechinan, puede ser un niño con apnea del sueño que necesita tratamiento”.

Salud21: Desórdenes de los niños que roncan

Salud21: Desórdenes de los niños que roncan. (Getty)

Salud21: Desórdenes de los niños que roncan. (Getty)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Se estima que en Lima el 60% de la población infantil tiene algún tipo de problema respiratorio. De ese porcentaje, al menos un 30% de niños ronca y en muchos casos eso se debe al apnea obstructiva del sueño, un trastorno que se caracteriza por los ronquidos fuertes y frecuentes mientras los menores duermen.

Así lo explicó Darío Meza, miembro de la Academia Americana de Medicina del Sueño, quien señaló que la apnea suele presentarse en niños de entre los 3 y los 8 años y, en la mayoría de casos, es ocasionada por las alergias que producen los alérgenos del medio ambiente y de los alimentos. Empero, también puede originarse por una mandíbula pequeña, una lengua grande que bloquea la vía respiratoria o un tono muscular deficiente.

El experto de la clínica Maxillaris advirtió que esta condición no debe ser pasada por alto, pues cuando un niño sufre apnea del sueño, deja de respirar por momentos y corta su descanso, y eso puede afectar su desarrollo físico y neurológico. “Durante el sueño se producen hormonas de crecimiento y otras que ayudan a fijar lo que el niño aprende en el día, pero la apnea hace que el ciclo de sueño reparador se pierda”, apuntó.

Salud21: Desórdenes de los niños que roncan

Salud21: Desórdenes de los niños que roncan. (Perú21)

Salud21: Desórdenes de los niños que roncan. (Perú21)

Además, la apnea del sueño altera el desarrollo de los maxilares. Ello porque la persona, al no poder respirar por la nariz en la noche, suele abrir la boca y es más propensa a desarrollar resfríos, otitis, bronquitis y otras enfermedades de las vías aéreas. Los menores con apnea del sueño también se cansan rápido, aunque presentan hiperactividad y déficit de atención.

Los tratamientos para esta condición incluyen el retiro de las amígdalas o adenoides, la instalación de dispositivos terapéuticos que ayudan a cerrar la boca y abren las vías respiratorias o métodos para enseñar a los pequeños a respirar mejor.

Si un niño tiene poco desarrollo físico, presenta ojeras, labios resecos y se sospecha que puede tener apnea, lo recomendable es consultar a un especialista, pues corre el riesgo de convertirse en un adulto que ronca y desarrollar problemas cardiovasculares, hipertensión y accidentes cerebrovasculares.

Tags Relacionados:

Ronquidos

Ir a portada