Incontinencia urinaria: ojo a la nueva terapia

"En el Perú se ha usado por primera vez la terapia InterStim y se gestiona para que pueda implementarse a través del Seguro Integral de Salud”.

No dejes que la incontinencia urinaria complique tu salud, tu vida social y emocional. (Getty/Referencial)

No dejes que la incontinencia urinaria complique tu salud, tu vida social y emocional. (Getty/Referencial)

No dejes que la incontinencia urinaria complique tu salud, tu vida social y emocional. (Getty/Referencial)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Si usted es de las personas que al reírse o toser no puede evitar que unas gotitas de orina se escapen de la vejiga y mojen su ropa interior, no se preocupe tanto. Este problema de salud se llama incontinencia urinaria (IU) y es más común de lo que parece. “Solo en el hospital 2 de Mayo realizamos al mes 100 exámenes de urodinamia, procedimiento que se realiza para descartar enfermedades de la vejiga. La demanda por este examen es tan alta que tenemos una lista de espera de tres meses”, señaló Rocío Zavala, coordinadora de la Unidad de Eurodinamia, Piso Pélvico y Neurourología del referido hospital.

La incontinencia urinaria es la pérdida del control de la vejiga, que causa filtraciones de orina leves o severas. Según la Sociedad Peruana de Urología, se presenta mayormente a partir de los 50 años y afecta al 30% de la población femenina, al 10% de la población masculina y al 10% de los niños.

Su origen puede deberse a muchas causas: problemas de piso pélvico, prolapso, complicaciones por la diabetes o afecciones neurológicas por problemas en la columna o en la corteza cerebral. Otro factor es la edad. Debido a que el promedio de años de vida de las personas ha aumentado, hay cada vez más población mayor afectada por la IU.

Incontinencia urinaria

Incontinencia urinaria

Incontinencia urinaria

“Lo grave de esta afección es que debilita la calidad de vida del paciente de forma severa y afecta su salud mental porque impacta en su independencia, en su economía y en su autoestima, llegando a causar depresión”, precisó Zavala.

En el Perú, según el caso, hay tratamientos con medicamentos para controlar el movimiento de la vejiga; también se emplea la fisioterapia y en casos más complicados la vía quirúrgica.

Sin embargo, para pacientes que no responden a la terapia convencional, el hospital 2 de Mayo ha realizado por primera vez en el Perú la terapia InterStim, un tratamiento mínimamente invasivo que consiste en el implante de un dispositivo, que utiliza la estimulación nerviosa para normalizar el problema de comunicación entre el cerebro y los nervios que controlan la vejiga.

“Esta terapia funciona como un marcapasos en el corazón y se está usando con éxito en otros países. Es ideal para pacientes que usan pañales, tienen constantes infecciones y se deprimen o dejan de salir a la calle porque no pueden controlar su orina”, señaló la experta.

Tags Relacionados:

Incontinencia urinaria

Ir a portada