El consumo de cigarro reduce peligrosamente la cantidad de oxígeno en la sangre
El consumo de cigarro reduce peligrosamente la cantidad de oxígeno en la sangre

Atención fumadores. Aproximadamente dos millones de personas mueren al año a causa del y el consumo del es responsable entre el 80 a 90% de esta enfermedad. Un estudio demuestra que dejar este hábito despierta unas células sanas que ayudan a regenerar los pulmones.

Según Peter Campbell, el autor de esta investigación, comenta que muchas personas que llevan fumando largo tiempo de su vida creen que ya es demasiado tarde para dejar este habito, sin embargo, se equivocan.

“Lo más increíble de nuestro estudio es que demuestra justamente que incluso fumando 15.000 paquetes de cigarrillos a lo largo de una vida, como uno de nuestros participantes, algunas de les células no muestran daños por culpa del tabaco”, explica Campbell.

El equipo de investigadores del Instituto Wellcome Sanger y de la Universidad College de Londres (UCL), hicieron el experimento con 16 personas: tres niños, cuatro que nunca fumaron, seis que lo dejaron y tres actuales fumadores. Todas las células analizadas, incluso las de los no fumadores, presentaron un aumento de las mutaciones por el envejecimiento. Cada año, se estima que las células viven 22 mutaciones adicionales. Esta cifra se debería incrementar, según datos del estudio, a 2.330 en antiguos fumadores y 5.300 en actuales consumidores. Sin embargo, unas células desconocidas hasta ahora no correspondieron a las expectativas. Estas son únicamente presentes en los exfumadores.

Estas células, según los autores, son “claramente protectoras contra el cáncer”, ausentes, o todavía imperceptibles, en los órganos de los fumadores actuales y cuatro veces más frecuentes en los participantes que habían dejado el consumo de tabaco.

Sin embargo, el estudio precisa que no queda claro cómo nacen estás células, cómo resisten a las mutaciones que sufren sus vecinas y por qué, sobre todo, aparecen en las personas que han dejado de fumar. Las investigaciones no han culminado.

Al parar de fumar los beneficios comienzan de inmediato y se incrementan con el paso del tiempo.

Para Álvaro Rodríguez-Lescure, presidente de la , este estudio ilustra un hecho que ya se conocía desde hace mucho: dejar de fumar aporta beneficios.



TAGS RELACIONADOS