Módulos Temas Día

Todo lo que debes saber sobre el condón

El condón o preservativo es el método más usado por varones; sin embargo, para que funcione, debes hacerlo correctamente. Aquí te contamos todo lo necesario para evitar embarazos o enfermedades de transmisión sexual.

Redacción Redacción

La mayoría de hombres en edad reproductiva sabe de su existencia pero no todos son conscientes de su importancia para evitar enfermedades de transmisión sexual o embarazos no deseados. El condón o preservativo es el método anticonceptivo más utilizado por varones y está compuesto de látex, siendo también elástico y lubricado.

Su eficacia depende de si se emplea bien, desde el inicio de la penetración hasta la eyaculación. Se coloca en el pene cuando está erecto y se desenrolla hasta la base del mismo, según explica Alfonso del Castillo Mory, médico urólogo de la Clínica Anglo Americana.

El condón o preservativo también es conocido como un método de barrera y tiene la capacidad de proteger contra infecciones de transmisión sexual como el VIH, Virus del Papiloma Humano (VPH) o enfermedades venéreas, además de los embarazos no deseados cuando las parejas son esporádicas.

Para conocer el ABC sobre el uso de este método anticonceptivo en varones, el especialista nos detalla las preguntas y respuestas más frecuentes que realizan los varones al llegar al consultorio médico o que se hacen a diario para saber si están haciendo lo correcto o no para cuidar su salud.

1. ¿Cómo me pongo el condón?
Abre el empaque con cuidado para no dañarlo. Asegúrate de que el condón esté listo para desenrollarlo de la manera correcta: el borde debe estar hacia afuera, de manera que parezca un pequeño gorro y se desenrolle fácilmente. Si te colocas el condón al revés accidentalmente abre uno nuevo. Pellizca la punta del condón y colócalo en la cabeza del pene. Deja un poco de espacio en la punta para que se deposite el semen. Desenrolla el condón a lo largo del pene hasta llegar a la base.

2. ¿Cómo me saco el condón correctamente?
Después de eyacular, sostén el borde del condón y retira el pene del cuerpo de tu pareja. Debes hacer esto antes de perder la erección para que el condón no se afloje demasiado y deje salir algo de semen. Con cuidado sácalo y tíralo a la basura, nunca por el wáter porque puedes obstruir las tuberías.

pareja

Hay parejas que eligen tener intimidad calculando los días menos fértiles. (Foto: Pixabay)

Hay parejas que eligen tener intimidad calculando los días menos fértiles. (Foto: Pixabay)

(Foto: Pixabay)

3 ¿Por qué es vital que use el condón desde el inicio de la penetración hasta la eyaculación?
Si bien durante la fase de excitación se produce una secreción lubricante uretral proveniente de las glándulas de Cooper (“líquido pre seminal”), esta puede ya contener espermatozoides capaces de fertilizar.

4. ¿Cuáles son los mitos comunes sobre el uso del condón en hombres?
Reduce la sensibilidad, disminuye la circulación sanguínea en el pene, produce disfunción eréctil, es reusable si no se ha eyaculado, no es confiable, suele romperse, provoca sequedad vaginal, no bloquea el paso de bacterias o virus, entre otras ideas.

5. ¿Todos los preservativos son fiables?
El condón como tal es fiable en un 98%, según muchos estudios, pero en realidad lo que le da este porcentaje es el saber utilizarlo: forma correcta de colocación, usar el tipo adecuado según el tamaño del pene, cuidar el dejar un espacio sin aire en la punta para contener el semen, etc.

6. ¿Usar doble preservativo es una solución para evitar embarazos?
Hay que saber, contra lo que muchos plantean, que usar doble preservativo, por ejemplo, puede ser peor que utilizar uno solo para fines de protección, ya que el rose de ambas superficies puede ocasionar ruptura de éste.

7. ¿Cómo compruebo que el condón no se ha roto o está dañado antes de usarlo?
La mejor forma de evaluar la calidad de un condón, para tener seguridad, es no inflarlo ni llenarlo con agua, sino el asegurarse que el empaque esté integro, no dañado. No se debe guardar doblado ni arrugado, de preferencia en un lugar fresco y seco, revisar la fecha de expiración de éste, no abrirlo con dientes, objetos cortantes o punzantes, palpar y verificar que no esté seco o pegajoso y, por último, recordar que debe ser utilizado con lubricantes si estos son a base de agua y no oleosos, ya que podrían dañar su estructura.

8. ¿Qué hacer en caso se haya roto en la penetración?
En los casos en que se detecte que se rompe el preservativo durante el acto sexual, lo más recomendable es detenerse y lavar con agua y jabón los genitales y área púbica, sin aplicar ducha intravaginal y utilizar otro nuevo si se continuará con la actividad sexual. Hay que tener conciencia que aún así podría haber posibilidad de embarazo, por lo que utilizar la píldora del día siguiente es una opción más segura de prevención o también el pedir consejo a un especialista al respecto.

9. ¿El preservativo me genera problemas de erección?
Lo que en realidad sucede es que no es por efecto directo del condón sino por la ansiedad, rechazo, falta de comodidad del individuo o la pareja o por falta de costumbre. En estos casos lo adecuado es informarse bien de las ventajas de usarlo, la correcta forma de hacerlo o en todo caso buscar algún otro método anticonceptivo alternativo.

10. Si mi pareja es alérgica al látex del condón y no puedo usarlo, ¿hay alguna otra manera de prevenir embarazos?
Como alternativa al uso del preservativo, otro método anticonceptivo en el hombre es la realización de la vasectomía bilateral. Esto se hace mediante un procedimiento quirúrgico que bloquea el pasaje de los espermatozoides por los conductos deferentes, por lo cuales viajan desde los testículos a la próstata, lugar donde se forma el semen. Este método es prácticamente definitivo, aunque existe la cirugía que busca revertirlo, aunque la tasa de éxito no suele ser muy alta.

Alfonso del Castillo Mory, médico urólogo de la Clínica Anglo Americana recuerda a los hombres que la mejor forma de evitar una enfermedad de transmisión sexual es "el uso de algún método de barrera (preservativo), tener en cuenta que mientras haya más parejas sexuales la posibilidad de adquirir una ETS se incrementa y el tipo de práctica sexual también influye en esto (sexo anal)".

Dentro de las ETS más frecuentes, los agentes son: VIH, Chlamydea, Herpes virus genital (HV II) Gonorrea, Virus del Papiloma Humano (VPH), Tricomoniasis, Candidiasis, fuera de bacterias comunes como Escherichia coli, enterococos, etc. que en el varón pueden producir prostatitis bacteriana.

Leer comentarios ( )

Ir a portada