La mayoría de los infartos agudos no avisan, aparecen repentinamente, señala especialista.
La mayoría de los infartos agudos no avisan, aparecen repentinamente, señala especialista.

La pandemia por el ha aumentado la incidencia de agudos. El doctor Jorge Tuma, jefe de la Unidad de Cardiología Intervencionista y Estructural de la clínica Ricardo Palma, señala que es debido a que el COVID tiene el problema de daño al endotelio, a la capa interna de las arterias del corazón y produce hipercoagulabilidad, formación de coágulo.

Añade que esto se observa en los hombres a partir de los 30 a 35 años y en las mujeres a partir de los 45 años. Más frecuente en hombres.

En ese marco, el especialista describe esta situación urgente, los síntomas y las recomendaciones a seguir (ver recuadro).

En estos tiempos de pandemia, ¿qué pasos debe seguir una persona que ha sufrido un infarto agudo tiempo atrás y se contagia de COVID-19?, preguntamos. “En primer lugar, debe contar con sus vacunas y no suspender las medicinas para el corazón ya que han demostrado mejorar y disminuir la mortalidad en pacientes con COVID”, señala.

El médico asegura que la familia juega un rol fundamental para el éxito de la recuperación de una persona que ha sufrido un infarto al corazón.

“La familia funciona como un coaching. El acompañar (al paciente), el conversar es una terapia”, subraya.