¿El estrés puede generar insuficiencia renal?

En la mayoría de casos, la insuficiencia renal es causada por problemas de salud que han hecho daño permanente a los riñones y que han aumentado con el paso del tiempo.

Estrés

El estrés suele provocar diversos trastornos físicos y mentales. (Foto: El Comercio)

El estrés suele provocar diversos trastornos físicos y mentales. (Foto: El Comercio)

El estrés suele provocar diversos trastornos físicos y mentales. (Foto: El Comercio)

Redacción Redacción

El caótico tráfico, los problemas en el trabajo, el dinero que falta en casa, las peleas de pareja o el cuidado de los hijos pueden ocasionar que las personas caigan en un cuadro de estrés, el que no solo afecta su humor, pues muchos se ponen irritables, sino también la salud. Las enfermedades crónicas, que suelen ser las más dañinas, están muy ligadas a él, como es el caso de la insuficiencia renal.

Esta patología se origina cuando los riñones, al estar dañados, no logran filtrar la sangre como deberían. Al inicio no presenta síntomas, por lo que muchos recién acuden al médico cuando el dolor es intenso, se orina abundantemente durante la noche, hay anemia o numerosas complicaciones.

Para despejar dudas de si se padece la enfermedad, Miguel Egoavil, especialista en Telesalud de Medical Innovation & Technology, recomienda realizarse en primera instancia los análisis de laboratorio. Además, efectuarse una ecografía para apreciar si el riñón ha disminuido de tamaño o si presenta alguna alteración en su estructura habitual. Esta prueba, la cual no es invasiva, ayudará también en el diagnóstico de las posibles causas de la insuficiencia renal.

¿Tiene alguna relación con el estrés?

Si bien para evitar la enfermedad es recomendable controlar la presión arterial y mantener los niveles de glucosa de manera adecuada si se es diabético, acompañado de una buena alimentación, los exámenes médicos preventivos también son de mucha utilidad.

Y es que las enfermedades crónicas no suelen producir síntomas y pasan desapercibidas, de modo que son detectadas cuando ya causaron perjuicios por mucho tiempo. Estas pueden ser resultado del estrés y las personas suelen restarle importancia a los síntomas.

“El estrés ya no es la enfermedad del futuro, es la enfermedad del presente. A la larga te generará otros males, puesto que el nivel de ansiedad ocasiona sobrepeso por una mala dieta, falta de sueño, entre otros, y lo siguiente serán las enfermedades crónicas, como pueden ser hipertensión, dislipidemia, diabetes”, detalla Miguel Vidangos, médico Internista de SANNA Clínica San Borja.

Entre las enfermedades que son más frecuentes tenemos en primer lugar las neoplasias (cáncer), seguidas por las enfermedades infecciosas (respiratorias), cardiovasculares (hipertensión), coronarias (accidentes cerebro vasculares), traumatismos accidentales y luego la diabetes mellitus, enfermedades del hígado e insuficiencia renal.

Es por este motivo que los especialistas destacan la importancia de la prevención a través de controles periódicos y mantener una vida sana alejando el estrés de nuestro día a día.

MÁS INFORMACIÓN EN SALUD21 (PODCAST)

Leer comentarios ( )

Ir a portada