¿Cómo curar las heridas de los niños cuando sufren pequeños accidentes?

Es importante que sepamos actuar antes estos pequeños accidentes a los que nuestros pequeños están expuestos.

heridas

Los niños pueden estar expuestos a moretones, picaduras, ampollas, etc. (Foto: Pixabay)

Los niños pueden estar expuestos a moretones, picaduras, ampollas, etc. (Foto: Pixabay)

Los niños pueden estar expuestos a moretones, picaduras, ampollas, etc. (Foto: Pixabay)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Al crecer los niños se conectan con el mundo a través del juego y el deporte. En este proceso de descubrimiento es inevitable que se produzcan heridas o golpes propios de la emoción y entusiasmo. 

Sin embargo es importante que sepamos qué hacer ante este tipo de accidentes. Para ello los especialistas de 3M Nexcare nos brindan consejos sobre cómo tratar las heridas más comunes en los pequeños del hogar. 

Moretones. Aplica una compresa de gel frío por 15 minutos, incluso hasta 8 veces al día por dos días y el niño estará recuperado para seguir jugando.

Ampollas. En primera, evita tocarlas, la mayoría de las ampollas desaparecen por sí solas, si las revientas antes de tiempo pueden infectarse. Si el dolor insiste o irrita, usa una bandita para ampollas y cámbiala cada vez que sea necesario. 

Raspaduras. Limpia la raspadura con agua y jabón. Aplica presión con un pedazo de tela. Las raspaduras leves usualmente dejan de sangrar rápido y la cantidad dependerá del lugar donde se haya producido el corte, siendo mayor en lugares como la cabeza o la mano.

Picaduras. Utiliza el borde de un objeto plano, como el de una tarjeta de crédito, presiona contra la piel hasta que el aguijón de la picadura esté fuera. Lava la herida con agua y jabón. Para reducir el dolor, puedes aplicar también una compresa de gel frío. 

Tocerduras de tobillo. Esta se clasifican en grados del 1 al 3. Para una lesión grado 1, descansa el tobillo del niño en un lugar elevado y ponlo al frío utilizando una compresa frío-caliente, en el área lastimada durante 15 minutos, 8 veces al día por 2 días. 

Sangrado nasal. Contrario a la creencia popular, es mejor no poner la cabeza hacia atrás sino sentarte derecho e inclinarte hacia adelante. Luego, mantén presionado el medio de la nariz, justo debajo del hueso, por entre cinco a diez minutos. Si al soltarlo, la nariz sigue sangrando, repite el proceso. 

Tags Relacionados:

Salud

Niños

Heridas

Leer comentarios ( )

Ir a portada