Cuidado con los males del verano

La insolación puede causar desde enrojecimiento y descamación de la piel hasta dolor, ardor, ampollas, fiebre o náuseas.

El fin de semana la temperatura llegó a los 30 grados. Muchos disfrutaron de la playa. (USI)
Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

El verano es una época muy agradable, pero suele venir acompañado de afecciones que se incrementan por el sol, el calor y la exposición prolongada a la piscina y a la playa. Una de ellas es la insolación, que puede causar desde enrojecimiento y descamación de la piel, hasta dolor, ardor, ampollas, fiebre o náuseas.

“Se presenta más en las personas de piel clara y se origina por la excesiva exposición al sol sin protección, pero, además, incrementa el riesgo de tener cáncer de piel a futuro”, advirtió Aldo Gálvez, especialista del Círculo Dermatológico del Perú.

El médico refirió que, para evitar lesiones a la piel, es mejor no exponerse al sol entre las 10:00 a.m. y las 4:00 p.m. y usar bloqueador cada dos o tres horas y también después de bañarse en la playa o en la piscina.

Una situación más grave es el golpe de calor, que se presenta cuando el cuerpo no puede controlar su temperatura. Esto puede ocasionar desde agotamiento hasta pérdida de conciencia. En estos casos es urgente buscar un lugar fresco e hidratarse. Pero el agua contaminada de las piscinas y playas también puede desencadenar alergias a la piel o conjuntivitis.

El oftalmólogo Carlos Wong explicó que la conjuntivitis es una infección ocular muy contagiosa causada por virus y bacterias que se presenta con enrojecimiento de los ojos, hinchazón, ardor, picazón, lagrimeo, legañas o la sensación de tener un cuerpo extraño en uno o en ambos ojos.

Advirtió que una infección no controlada puede generar úlceras en la córnea e incluso perforarla, disminuyendo la visión. Por ello, recomendó no usar toallas, maquillaje o lentes de otras personas, no automedicarse y recibir tratamiento médico de forma temprana.

Además, los especialistas de Oftalmosalud indicaron que en el verano los rayos ultravioleta son más intensos, por lo cual niños y adultos deben usar lentes con filtro de 400 UV, pues la radiación solar puede causar catarata, queratitis y pterigion.

Finalmente, hay que tener en cuenta que sumergirse demasiado tiempo en el agua también puede causar otitis, una infección que se manifiesta como una inflamación y que, si no recibe tratamiento, puede hasta disminuir la audición.

Tags Relacionados:

Sol

verano 2019

Ir a portada