Mucho cuidado al comer pescado

"Mientras más grande sea el pescado, mayor es el riesgo de tener alta concentración de mercurio dañino para las gestantes”.

COMA PESCADO. Gran fuente de beneficios. (USI)
Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

El pescado es un alimento muy beneficioso para la salud de las personas. Su variedad de proteínas y nutrientes, como el Omega 3 y la vitamina D, hace que sea indispensable en la dieta familiar. Sin embargo, este alimento también tiene rastros de mercurio, que puede ser muy perjudicial para las mujeres embarazadas y para los niños pequeños.

La advertencia fue hecha por Herbert Lázaro, director médico del Instituto Médico de la Mujer, quien señaló que el mercurio es uno de los diez productos químicos más peligrosos para la salud pública y está presente en el pescado debido a la actividad minera e industrial, que arroja sus desechos a ríos y mares, y termina depositándose en las algas.

Las algas con mercurio son consumidas por los peces pequeños y en ellos se convierte en metilmercurio, que es la forma como se acumula este peligroso químico. “El consumo humano se da a través de la ingesta de pescados grandes, que al comer diversas especies pequeñas, logran una alta concentración de meltilmercurio”, explicó Lázaro.

El médico advirtió que el consumo excesivo de alimentos con este químico puede ser riesgoso para una persona de cualquier condición y edad, pero sobre todo, para las mujeres en estado de gestación y los niños en sus dos primeros años de vida.

“La exposición al mercurio durante la gestación genera alteraciones en el desarrollo neurológico del feto, afectando posteriormente al aprendizaje, la memoria, la capacidad de concentración, el lenguaje y las aptitudes motoras del niño. La concentración de metilmercurio también se asocia al trastorno de déficit de atención, autismo y otros problemas neurocognitivos”, explicó.

Por ello, recomendó a las mujeres gestantes que consuman pescados chicos (respetando las tallas mínimas) y de carne oscura solo dos veces por semana y que eviten el perico, el tollo, el bonito, el jurel y la caballa.

“Es mejor optar por la sardina, la anchoveta, el pejerrey y la corvina para obtener los beneficios del pescado sin el riesgo de toxicidad para el neurodesarrollo”, dijo.

Lázaro remarcó que “no todos los pescados son malos ni todas las personas pueden verse afectadas”, pero lo recomendable es consumir pescados grandes solo en cantidades controladas.

Tags Relacionados:

Pescado

Ir a portada