El síndrome del intestino irritable (SII) es un trastorno que lleva a dolor abdominal y cambios en el intestino. (Foto: Pixabay)
El síndrome del intestino irritable (SII) es un trastorno que lleva a dolor abdominal y cambios en el intestino. (Foto: Pixabay)

El (SII), “es un trastorno funcional intestinal crónico que se caracteriza por dolor abdominal recurrente relacionado con la evacuación y por los cambios en la frecuencia y consistencia de las deposiciones. Es una condición frecuente y motivo recurrente de consulta”, señaló la doctora Cynthia Bazán, gastroenteróloga de la Clínica Ricardo Palma.

  • Su síntoma más común es el dolor de abdomen asociado a las evacuaciones: diarrea o estreñimiento o alternancia de ambos. Suele ser difuso, similar a un cólico, punzante, opresivo, de intensidad variada y generalmente desaparece tras la defecación. Otros signos son: distensión abdominal, gases y eructos.
  • Se previene con una dieta adecuada y un estilo de vida saludable. De igual forma, es fundamental aprender a controlar el estrés y la ansiedad; ya que pueden empeorar la sintomatología. Es importante que el paciente converse con su médico sobre su grado de tensión, a fin de decidir el tratamiento más adecuado.
MIRA: Bono 600: sepa cómo, dónde y hasta cuándo puede cobrarlo si no lo ha hecho
  • El tratamiento está orientado a disminuir el dolor y controlar los síntomas más predominantes en el paciente. Esto incluye modificaciones en el régimen nutricional, estilo de vida y, algunas veces, uso de fármacos: antiespasmódicos, antidiarreicos, laxantes, así como, antidepresivos y ansiolíticos (siempre con prescripción médica).
  • Una piedra angular en el tratamiento es una adecuada relación doctor-paciente y que éste comprenda la naturaleza benigna y crónica de la enfermedad.
  • Con respecto a la alimentación, se sugiere una dieta baja en FODMAPS (Oligosacáridos, Disacáridos, Monosacáridos y Polisacáridos fermentables) con posterior reintroducción gradual de los alimentos, siempre con la orientación de un especialista. Además, es importante que la persona identifique cuáles son los alimentos que le generan mayores molestias y comunicarlo a su gastroenterólogo.
  • El SII es más común en mujeres y suele presentarse en adultos jóvenes. Está asociado a fibromialgia, trastornos digestivos funcionales, estrés, en personas con alteraciones psicológicas que incluyen ansiedad y depresión.
  • A pesar de ser benigna, sus síntomas persistentes, mal controlados y limitaciones impuestas por la patología pueden tener un impacto negativo en la calidad de vida de quien lo padece, afectando sus actividades personales y sociales. Situación que puede empeorar sus signos.

VIDEO SUGERIDO

Economía Familiar con Liz Reyes
Economía Familiar con Liz Reyes