Cerebro de niños se modifica por excesivo tiempo frente a celulares, plantea estudio

Imágenes por resonancia (IRM) arrojaron que el cerebro de los niños sometidos a teléfonos inteligentes, tabletas y videojuegos durante más de 7 horas muestra diferencias significativas.

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Un estudio del Instituto Nacional de la Salud (NIH) de Estados Unidos planteó que el cerebro de los niños que dedican mucho tiempo a estar ante pantallas de aparatos inteligentes o videojuegos, parece modificarse.

El análisis comenzó a realizarse entre 4,500 niños de 9 y 10 años, cuyo cerebro fue examinado tras el consumo intenso de videojuegos y el tiempo que dedican a Internet. Fueron 21 centros de investigación de ese país que participaron en el estudio.

Imágenes por resonancia (IRM) arrojaron que el cerebro de los niños sometidos a teléfonos inteligentes, tabletas y videojuegos durante más de 7 horas muestra diferencias significativas.

Las imágenes mostraron un adelgazamiento prematuro de la corteza cerebral o córtex, que procesa las informaciones enviadas al cerebro por los cinco sentidos, según información difundida por agencia AFP.

"El adelgazamiento del córtex es considerado como un proceso de envejecimiento. Aún no sabemos si se debe al tiempo que se pasa frente a las pantallas, ni si es algo malo", afirmó Gaya Dowling, una de las investigadoras. Agregó además que no estaba claro si este proceso es perjudicial.

Para la científica Kara Bargot, los smartphones pueden tener un efectivo adictivo porque permite la liberación de dopamina, la hormona del placer. Este efecto ocurre por el tiempo que pasan frente a una pantalla.

El estudio también propone que los niños que pasan más de dos horas frente a la tecnología poseen poco rendimiento en los test de lenguaje y razonamiento.

En total, fueron 11 mil niños examinados para este seguimiento que proseguirá por varios años. Los resultados comenzarán a publicarse a inicios de 2019.

TE PUEDE INTERESAR: 

Tags Relacionados:

Estados Unidos

Tecnología

Ir a portada