Empezar a reconocer que las cosas no van bien es el paso previo a tomar la decisión. Es importante que evalúes lo que está ocurriendo con objetividad. (Foto: Pexel)
Empezar a reconocer que las cosas no van bien es el paso previo a tomar la decisión. Es importante que evalúes lo que está ocurriendo con objetividad. (Foto: Pexel)

Es cada vez más frecuente escuchar, entre nuestros familiares, amigos y conocidos, historias de separaciones dolorosas. La falta de orientación psicológica causa muchas veces que pequeños conflictos se transformen en duras rupturas, cuando todavía es posible llevar a buen puerto la relación y seguir construyendo un futuro en conjunto.

Por lo general, es recomendable hacer todo lo posible para que la relación funcione, incluso muchas parejas van a terapia cuando se encuentran en crisis. Pero cuando las crisis no se pueden superar o cuando también hay situaciones de violencia, es necesario salir de esa relación que te está haciendo daño.

Pasar de la decisión a la acción no siempre es inmediato, en ocasiones requiere de un proceso. (Foto: Pexel)
Pasar de la decisión a la acción no siempre es inmediato, en ocasiones requiere de un proceso. (Foto: Pexel)
MIRA: Mujer en la política: ¿Por qué solo 5 mujeres han alcanzado el sillón municipal de 42 distritos en Lima?

Pasos para salir de una relación disfuncional

Por ello, Rachel Watson y Brian Shannon, autores de Felicidad compartida (Editorial Planeta), te brindan 4 pasos que pueden ayudarte si deseas salir de una relación disfuncional:

  • Toma la decisión. Empezar a reconocer que las cosas no van bien es el paso previo a tomar la decisión. Es importante que evalúes lo que está ocurriendo con objetividad, y una vez tomada la decisión, tengas el valor de ejecutarla. Si estás seguro de que deseas terminar con la relación, de que ya hiciste lo que pudiste para que esta mejore y funcione, pero, pese a tus esfuerzos la situación no cambia, da los pasos necesarios para salir ella.
  • Trabaja en ti mismo. Pasar de la decisión a la acción no siempre es inmediato, en ocasiones requiere de un proceso. Necesitas trabajar en ti para tomar fuerzas y ser valiente, no solo para enfrentar el planteamiento de la ruptura, sino para afrontar todo lo que viene después, sobre todo en los casos en que el otro miembro de la pareja no está de acuerdo con poner fin a la relación. Los casos más difíciles son aquellos en los que hay violencia, y el miedo a las represalias puede apoderarse de ti y hacer que, por más que no quieras seguir en la relación, no logres dar el paso.
  • Toma acción. Si ya tienes seguridad de que debes terminar con la relación y has trabajado en tu persona para afrontar lo que viene, entonces ya puedes plantearle la situación a tu pareja. Busca un lugar y un momento adecuados para conversar al respecto. Sé asertivo cuando te expreses, siendo claro y directo. Si tu pareja no mantiene la tranquilidad, dile que hasta que no lo haga no puedes seguir conversando.
  • Reconstruye tu vida. Una vez realizada la separación, es momento de rehacer tu vida. No es fácil, será un proceso de recuperación y reconstrucción que dependerá también de la intensidad de lo vivido en la relación de pareja. Enfócate en ti. Cuídate y toma las medidas necesarias para no exponerte nuevamente al dolor emocional. Es recomendable que aprendas nuevamente a estar contigo mismo, y para ello necesitas tiempo.


VIDEO RECOMENDADO

La “maldición” de los terremotos en Lima: conoce la historia que atemorizó a miles de peruanos en los años 70

La "maldición" de los terremotos en Lima: conoce la historia que atemorizó a miles de peruanos en los años 70
Son tres veces las que México ha sido azotado por un terremoto el mismo día. ¿Coincidencia? Muchos creen que se trata de una maldición. Sin embargo, no es el único país que ha vivido una suerte similar. El Perú también la tuvo. Te contamos los detalles en este video.