Elia García, la señora del sabor en la Amazonía

La dueña de La Patarashca es una promotora e investigadora incansable de los sabores de la Amazonía. Esta es su historia.

Esther Vargas
Esther Vargas

La mejor receta de esta mujer pequeña y fuerte se resume en una palabra: felicidad. Para cocinar rico, y lograr un plato inigualable, hay que dejar los problemas y la tristeza atrás. Elia García quizá no lo está pensando ahora, pero su consejo aplica a la vida misma. Por eso, después de comer en La Patarashca, en pleno centro de Tarapoto , te quedas pensando en cómo apartar lo que tanto te enfada. ¿Cómo lo haces, Elia?

Lo explica mientras sirve paiche, camarones de criadero en un armado de hoja de bijao. Es su famosa Patarashca. No falta el avispajuane, con carne molida de cerdo.

Tarapoto

(Fabiola Valle/ Perú21)

Elia te recibe con su inigualable Patarashca mixta (paiche fresco y camarones de criadero, cocinado en hoja de bijao, con los jugos ardiendo). (Fabiola Valle/ Perú21)

Era secretaria de Entel. Hay trabajos que no te llenan, y en tiempos en los que el terrorismo golpeaba con ferocidad, lo dejó todo para volver a sus orígenes: la cocina. En un lugar alquilado, con solo seis mesas, en la laguna Venecia, empezó su historia al lado de su esposo César Reátegui y su suegra y maestra, doña Luisa del Carmen.

"La cultura de un pueblo es su cocina. La cocina de la amazonía es fresca, identitaria y natural"

Su buena sazón demandaba más. Se mudó. Y nació La Patarashca, que cumplirá 25 años. En el lugar se levanta un hotel y el café Suchiche.
Su compañero y sus dos hijos han constituido una empresa familiar sólida.
La felicidad es seguir un sueño, e involucrar a los que más quieres. Dice Elia:

-La cocina es amor.
Hace 9 o 10 años, la cocina amazónica no brillaba. Era necesario poner en valor la comida de la región: “Quería que la gente dejara de pensar que es grasa, y solo juanes y cecina. Hay un mundo que no se conoce. Nuestra cocina es sana y fresca”.

La felicidad es comprometerte y regresar a los orígenes, a esos días en los que lo más bonito te rodeaba: creció y se hizo en la chacra, un eventual retiro será retornar a la tierra, a hablar con las aves, y no mirar el celular, ese que no para de sonar. Recuerda que es bisnieta de una nativa lamista, que también cocinaba.

La felicidad es trabajar en lo que te gusta y no sentirlo como trabajo.
A los 62 años piensa en una vida tranquila que le permita leer más, investigar y escribir libros como el que acaba de publicar: Magia y sabor de San Martín, en el que rescata recetas e historias de las matriarcas de la cocina sanmartinense.

“Hay que evitar que se consuman carnes de caza, como el venado y el majaz, animalitos que se han perseguido hasta estar en peligro de extinción”, dice Elia, quien no incluye estas carnes en su carta.

Mientras ese día llega, recibe a los más cotizados chefs de Lima y comparte su conocimiento.

La cocina es compartir. Y felicidad. La tristeza se nota en el plato. Y nada de Ajinomoto.

DATOS:
-El restaurante se ubica en el Jr. Lamas 261, Tarapoto.
-Suchiche Café Cultural es otra propuesta de Elia. Se trata de una propuesta de comida saludable en la cual equilibramos los platillos y ponemos en valor los insumos de nuestra Amazonía. El café es de Lamas.

Tags Relacionados:

Amazonía

Tarapoto

Elia García

Leer comentarios ( )

Ir a portada