La nube resulta muy útil en estos tiempos, pero hay que tener cautela. (USI)
La nube resulta muy útil en estos tiempos, pero hay que tener cautela. (USI)

El éxito de la computación en nube radica en lo siguiente: el usuario puede almacenar información en un servidor remoto y acceder a ella desde cualquier dispositivo con acceso a Internet.

Lo cierto es que, siendo rigurosos, ya nos beneficiamos con la nube desde hace muchos años. El correo electrónico, Facebook o Youtube, por mencionar algunos ejemplos, operan bajo esta lógica, pues toda la información se guarda en un servidor ubicado a miles de kilómetros.

Hoy, las empresas desarrolladoras de software apuestan más por esta tecnología. Microsoft, por ejemplo, lanzará una versión de Office que ofrecerá mayor integración con la nube.

Amazon, por su parte, presentó la semana pasada una actualización de Cloud Player, aplicación que permite al usuario acceder a su propia colección de música desde cualquier lugar.

En pocas palabras, la nube resulta muy útil en estos tiempos. Pero hay que tener cautela también. En tal sentido, le presentamos estos consejos.

1. Respalde sus archivos. La nube sirve para almacenar archivos importantes, pero, para evitar contratiempos, guárdelos también en una computadora, un disco portátil o una memoria USB.

2. Cambie sus contraseñas con frecuencia. Así evitará la intromisión de hackers.

3. No acceda desde computadoras 'sospechosas'. Mucho cuidado con las cabinas y las computadoras ajenas, pues podría ser víctima de virus y programas maliciosos.

4. Cuidado con el Wi-Fi. Usar redes inalámbricas de terceros es una conducta de alto riesgo, pues el usuario se expone al robo de su información privada.