(Fuente: industriaspesqueras.com)
(Fuente: industriaspesqueras.com)

Consumir al menos dos porciones de pescado graso a la semana puede reducir el riesgo de sufrir un derrame cerebrovascular. Así lo señala un estudio científico que revisó 38 publicaciones en 15 países sobre el vínculo entre el consumo de este alimento y el riesgo de sufrir una enfermedad cerebrovascular.

La nueva investigación, publicada en , revisó unos 800,000 casos presentes en publicaciones anteriores, entre individuos con enfermedades cardiovasculares, pacientes con trastornos como hipertensión o infarto, y personas que nunca habían tenido estas enfermedades.

Los resultados mostraron que los individuos que consumían de dos a cuatro porciones de pescado graso a la semana mostraron una reducción de 6% en el riesgo de sufrir un evento cerebrovascular, comparado con quienes solo comían una porción o no comían pescado. Además, quienes consumían cinco o más porciones a la semana mostraron una reducción de 12%.

Por otro lado, los investigadores afirman que no se vio ninguna reducción significativa entre quienes consumían suplementos vitamínicos de omega 3.

El doctor Rajiv Chowdhury, de la Universidad de Cambridge, afirma que hay varias razones que explican los beneficios de comer pescado graso en la salud vascular. "Por ejemplo, podría deberse a la interacción de una amplia variedad de nutrientes, como vitaminas y aminoácidos esenciales que comúnmente se encuentran en el pescado".