notitle
notitle

Imagine que tiene 12 años y ve a sus padres pelear todo el tiempo. ¿Cómo le afectaría? Cambiaría su visión sobre las relaciones en pareja? Para responder estas y otras preguntas, el realizó una encuesta a 2 mil escolares de Lima Metropolitana. Los resultados demuestran que, en efecto, hay un impacto negativo en la psiquis de los hijos. Por ejemplo, el 37% de los encuestados no quiere imitar el modelo de sus padres, mientras que un 14% tiene dudas al respecto. De hecho, solo el 47% se imagina casado más adelante. "Cada vez hay menos matrimonios, más separaciones y divorcios. Esto ocurre porque las parejas no están preparadas para ser padres", señala María Elena Alvarado, jefa del equipo de investigación de Farmilia.

La especialista, además, menciona que los conflictos conyugales afectan la autoestima de los hijos, provocan que rindan menos en los estudios y tienen problemas para desarrollarse socialmente. ¿Qué hacer al respecto? "Además de preocuparse por el colegio, los padres tienen que enfocarse también en el ejemplo que dan en casa. Para esto, hay talleres que brindan las herramientas y para mejorar la comunicación de pareja y conseguir relaciones sanas", apunta Alvarado. Para tomarlo en cuenta.