(USI)
(USI)

En verano es frecuente "apagar la sed" con cervezas o gaseosas. Sin embargo, es necesario acotar dos cosas. La cerveza, por un lado, es una bebida diurética que promueve la eliminación de agua mediante la orina.

En otras palabras, deshidrata. Mientras que la gaseosa, debido a su alto contenido de azúcar, es un elemento que contribuye al aumento de peso.

Por otra parte, las bebidas rehidratantes artificiales sirven para recuperar los electrolitos perdidos durante la práctica de actividad física intensa, como salir a correr o practicar algún deporte.

Lo cierto es que el mejor hidratante es el agua, sin duda alguna. No tiene calorías, se consigue en todos lados y cuesta menos que una gaseosa. Los especialistas sugieren beber dos litros de agua al día.

Ojo, es una medida referencial para la mayoría de personas. Ahora bien, esta cantidad puede variar de acuerdo las necesidades de cada uno. Por ejemplo, si usted realiza algún tipo de actividad física demandante, lo más probable es que requiera beber más agua.

Si usted sufre de algún tipo de enfermedad crónica, sería conveniente acudir a un médico para que le indique la cantidad de agua que debe beber.