La tiene nuevas armas para combatir el hambre, elevar la nutrición y reducir la contaminación: los insectos comestibles, algunos de los cuales podrían estar en este momento volando o arrastrándose en cualquier entorno.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura ( por sus siglas en inglés) mencionó hoy a saltamontes, y otras especies de insectos como una fuente subutilizada de comida para el hombre, ganado y mascotas.

En un informe de 200 páginas que difundió en conferencia de prensa en su sede en , la FAO dijo que unas 2,000 millones de personas en el mundo complementan sus dietas con insectos, los cuales tienen una alta cantidad de y minerales, además de que su consumo tiene un impacto ambiental positivo.

Los insectos son "extremadamente eficientes" para convertir alimento en carne comestible, dijo la agencia de la ONU. En promedio, pueden transformar dos kilogramos de alimento en un kilogramo de masa de insecto.

En contraste, el ganado necesita ocho kilogramos de alimento para producir un kilogramo de carne.

Posiblemente la mayoría de los insectos genera menos gases de dañinos para el ambiente; además se alimentan de los deshechos del hombre, de desperdicios de comida, composta y estiércol, y podrían servir como insumos para la agricultura, dijo la FAO.