(USI)
(USI)

1. CEREALESAntes de comprar una caja de cereal, verifique sus componentes. ¿Ha visto esos cereales llenos de color y sabor? Cuidado con ellos, pues muchos de ellos suelen tener una mayor cantidad de azúcar y grasa que los demás. Alternativa: cereales.

2. ENSALADA CÉSAR¿Cómo? ¿Una ensalada también hace daño? No exactamente. El problema con esta comida radica en ciertos ingredientes que elevan la dosis de grasas y calorías, lo cual es un punto en contra para quienes están cuidando la dieta. Solución: evitar el queso parmesano y los crutones.

3. BARRA DE GRANOLASe le considera un alimento saludable, pero no siempre es así. De hecho, el jarabe de maíz rico en fructosa –ingrediente habitual en este tipo de producto– eleva el nivel de azúcar en la sangre. Además, neutraliza los beneficios de la avena. Téngalo en cuenta.

4. ASPARTAMEEsta alternativa al azúcar ha sido satanizada durante los últimos años. De hecho, se han tejido muchos mitos desfavorables. Lo cierto es que estudios recientes aseguran que este aditivo puede provocar dolores de cabeza. Consejo: evítelo o consúmalo con moderación.

5. JUGO DE FRUTAQue un jugo de fruta sea realmente saludable va a depender de sus componentes. Por ejemplo, hay personas que endulzan mucho sus jugos y, así, exceden la dosis máxima de azúcar que deberían obtener ese día. Y si hablamos de jugos envasados, la situación se pone peor. Colorantes, saborizantes y edulcorantes artificiales, consumidos en exceso, resultan muy perjudiciales, sobre todo para los niños. La nutricionista Talia Schvartzman recomienda una alternativa: usar stevia como reemplazo del azúcar. Otra opción es preparar un jugo de fruta fresca, no echarle azúcar y beberlo inmediatamente.