Otra historia de rescate con final feliz. Un perro parapléjico hallado por una joven de 22 años arrastrándose en una playa de Tailandia encontró un nuevo hogar en Canadá gracias a la ayuda de miles de personas por Internet.

La historia de Leo se hizo conocida a fines del año pasado, cuando Meagan Penman, natural de Ottawa (Canadá), contara en la web las condiciones en las que encontró al pequeño animal.

Debido a que tenía rota la columna, Leo se movilizaba arrastrando las patas traseras, lo que además le había producido heridas internas en sus muslos y extremidades inferiores.

Debido a la condición del pequeño animal, la joven intentó que algunas casas de rescate se encargaran de su cuidado en Tailandia, pero todas lo rechazaron. Así, emprendió una cruzada para llevar a Leo a Canadá y encontrarle un hogar.

La joven logró recaudar US$5,000 a través de una campaña de crowdfounding, lo que permitió llevarse a Leo con ella. Una vez allí, otra joven llamada Jamie se enteró de la historia de Leo y decidió encargarse de su cuidado.

Debido a su condición médica, mantenerlo resulta caro: necesita una dieta especial y medicinas, ya que tiene infección en la vejiga, motivo por el cual debe usar también pañales diarios. Incluso, no descartan que tenga que ser sometido a una nueva cirugía.

A cinco meses de su rescate, su dueña sigue posteando en su fanpage de Facebook, , fotos de la evolución de su pequeña mascota.

Ya sea disfrazado para celebrar Navidad o con algún traje para soportar las dífíciles temperaturas de invierno, usuarios de esta red social siguen al tanto de la vida de Leo e incluso comparten fotos de otros perros que, como él, no tienen movilidad en sus patas traseras y deben usar una 'silla de ruedas' para perros para movilizarse.

En uno de los últimos posts compartidos en la página de Leo, su dueña reflexiona sobre los cambios sufridos por su mascota en los últimos meses.

"Solo una pequeña comparación de lo mucho mejor que luce Leo ahora. La primera es de noviembre 2014 y la segunda de febrero 2015. Increíble lo que unos meses de diferencia pueden hacer".

<