Es probable que lo que realmente necesiten sea comunicarse mejor. (Perú21)
Es probable que lo que realmente necesiten sea comunicarse mejor. (Perú21)

Hay parejas que, en determinado momento de la relación, sienten que deben hacer una pausa, ya sea porque se pelean mucho, porque no son compatibles, porque tienen algún conflicto personal que les impide amar, en fin. Los motivos pueden ser variados, pero siempre hay un factor común: la aparente garantía de que, culminada esa pausa, la pareja volverá. Es la idea, en teoría.

"Me dijo que nos demos un tiempo porque no sentía que me quería como antes", cuenta Rebeca (27). "Mi enamorado quería aclarar sus sentimientos y saber si realmente quería estar conmigo. Pasó un mes y me dijo que terminemos. Había conocido a otra persona", agrega.

SISTEMA DE AMORTIGUACIÓNEn efecto, "pedir un tiempo" puede ser, en muchos casos, una manera sutil de terminar una relación, un eufemismo incluso. ¿Por qué no decir las cosas claras? "Porque tienes miedo", afirma José Carlos (29). "Me ha pasado. En el fondo, aún quieres a tu pareja, pero no tanto como para seguir en una relación. Como no deseas herirla, sugieres tener ese tiempo de reflexión, entre comillas, para analizar la situación. Sin embargo, solo lo haces para amortiguar el impacto", dice.

"También puede ser porque no quieres quedarte solo", señala Daniela (30). "Mi enamorado me pidió un tiempo porque, como luego descubrí, me había sido infiel. Ese lapso fue para saber cómo salían las cosas con la otra chica. Su plan era el siguiente: si ella no le daba bola, se quedaba conmigo. Desgraciado", añade.

PAUSA PRODUCTIVAOtro elemento cierto detrás de la solicitud de separación temporal es que, sencillamente, la relación no está bien. Es decir, el amor entre ambos no alcanza para que sean felices. El que pide tiempo prefiere estar lejos antes que compartir su vida con la pareja. Es un indicador clave que muchas personas pasan por alto.

De esta manera, una pregunta central es la siguiente: ¿es posible volver a amar a la misma persona después de ese periodo de espera? "A veces, sí. La relación puede desgastarse tanto que, para mantenerla viva, solo necesitas alejarte para ver las cosas en perspectiva", anota Rubí (32). "Una vez pedí un tiempo a quien es ahora mi esposo. En esa época era más joven y tenía problemas en la universidad, en el trabajo, en mi familia. Estaba muy confundida y no quería herirlo. Él me entendió y, después de dos meses separados, volvimos. Nos casamos años después", confiesa Ana María (35).

"En nuestro caso, ambos decidimos separarnos un tiempo y después ver si realmente queríamos regresar", dice Manolo (27). "No resistimos más de dos semanas. Volvimos, pero hablamos de manera clara y directa sobre las cosas que no estaban bien en nuestra relación. En realidad, eso era lo que necesitábamos: dialogar", cuenta.

Una separación temporal debe ser un acto honesto. Es decir, la otra persona merece saber por qué se toma esa decisión, sin mentiras ni eufemismos. No hay que hacer perder el tiempo a los demás.

TAGS RELACIONADOS