El estrés derivado del narcisismo también puede afectar psicológicamente a los hombres. (Internet)
El estrés derivado del narcisismo también puede afectar psicológicamente a los hombres. (Internet)

Un reciente estudio publicado por la biblioteca de ciencia revela que "los hombres narcisistas pueden estar pagando un alto precio en términos de salud física, además de los costos psicológicos en sus relaciones", dijo Sara Konrath, psicóloga de la Universidad de Michigan y coautora de la investigación.

Para este trabajo, Konrath y su equipo estudiaron el papel del narcisismo y el sexo en los niveles de cortisol, en una muestra de 106 estudiantes de pregrado. El cortisol, que puede ser medido a través de muestras de saliva, es un indicador ampliamente utilizado de estrés fisiológico.

Para determinar el nivel de narcisismo de los participantes, los científicos les realizaron un cuestionario de 40 ítems que mide cinco componentes de rasgos de la personalidad, de los cuales dos eran negativos y los otros tres positivos.

"A pesar de que los narcisistas tienen una auto-percepción grandiosa, también tienen puntos de vista frágiles de sí mismos y, con frecuencia, recurren a estrategias defensivas, como la agresión, cuando su sentido de superioridad se ve amenazado", explicó David Reinhard, otro integrante del equipo.

"Este tipo de estrategias de afrontamiento se relacionan con una mayor reactividad cardiovascular al estrés, y a una presión arterial más alta", añadió.

"Estos resultados muestran que el narcisismo no solo puede influir en cómo las personas responden a los acontecimientos estresantes, sino que también puede afectar a la forma en que responden a sus rutinas e interacciones diarias, incluso sin un factor de estrés explícito", complementó Konrath.

"La creencia de que los hombres deben ser arrogantes y dominantes, sumado a altos niveles de narcisismo, pueden generar un nivel de estrés más alto.", concluyó.