Las personas posesivas se caracterizan por controlar a su pareja. (Perú21)
Las personas posesivas se caracterizan por controlar a su pareja. (Perú21)

Pamela lleva una relación de ocho meses con Enrique. Sin embargo, recién ahora se ha dado cuenta de que pasa demasiado tiempo con él. Literalmente, tiene a sus amigos abandonados.

Por eso, ha decidido salir eventualmente con sus compañeros de la universidad y conversar con ellos más seguido a través de las redes sociales.

No obstante, cada vez que quiere pasar el rato con sus amistades, Enrique se lo prohíbe. "No salgas, quédate conmigo", empieza diciendo. Cuando ella le insiste que debe acompañar a alguna amiga de compras, por ejemplo, él le pide que no lo haga.

Incluso ha llegado a cancelar citas con sus amigos, sobre todo con los chicos, para evitar que su novio tenga celos o se enoje con ella.

"Estás loca, no dejes que te controle", le recomiendan sus amigas más cercanas.

Una vez pelearon fuertemente cuando ella le manifestó a Enrique que no se sentía bien cuando él le imponía acciones o le prohibía cosas. "Por qué no entiende", se preguntaba.

Ahora no sabe cómo abordar el tema porque tiene miedo de que terminen insultándose y que, inclusive, den por terminada la relación.

CONSEJOSLa psicóloga Rosa Zárate Julián explica que las personas posesivas se caracterizan por controlar a su pareja.

"Las consideran como un objeto de su propiedad y aseguran que las necesitan para poder vivir. Y eso ocurre aun así termine la relación: insisten y acosan a la pareja", señala.

Sostiene que estos novios usan la afirmación "soy celoso porque te quiero" para justificar su conducta. Además, "miden el amor en base a lo que la pareja haga por él/ella. Por eso exigen cercanía, no guardar secretos, conocer a los amigos, etcétera", dice.

Es por ello que cuando la 'pareja pasiva' decide romper con esta relación se producen los conflictos.

"Lo recomendable es tener en cuenta que uno no depende de otra persona para ser feliz y que el sentirse bien está en uno mismo", indica Zárate.

Otro aspecto importante es establecer determinados espacios con el ser amado. "Delimitar hasta dónde la pareja puede intervenir en las decisiones y actividades del otro, evitando el hostigamiento", enfatiza.

Es importante restablecer los canales de comunicación con el ser querido e identificar los puntos débiles.

El diálogo siempre debe ser abierto, aconseja la especialista.

DATOS

- Para las personas posesivas, el amor significará que la pareja haga lo que se le pida.

- Esta actitud depende del afecto y de la educación que ha recibido una persona.

- La autoestima siempre es debilitada en este tipo de relación.