En la serie Doctor House hay ejemplos de celos entre amigos. (Internet/USI)
En la serie Doctor House hay ejemplos de celos entre amigos. (Internet/USI)

Marco (29) es amigo de Bruno (28) desde hace once años. Se conocieron en la universidad y son amigos inseparables desde entonces. En este lapso, Marco ha tenido varias novias, pero Bruno siempre ha estado sin compromiso porque no cree en el amor. Si Marco se ve en el futuro con esposa, hijos y muchas mascotas, Bruno solo quiere ser un playboy eterno que no rinda cuentas a nadie. Son compadres, los mejores amigos, pero tienen visiones distintas sobre el amor.

Marco conoció a Leslie hace dos meses. La chispa del romance apareció casi de inmediato, a tal punto que empezar a salir y ya llevan mes y medio como enamorados. A Bruno no le cae Leslie. De hecho, en este lapso, Bruno se ha comportado de manera extraña.

Por ejemplo, comenta con sarcasmo los 'posts' románticos que Leslie le manda a Marco en el Facebook. También se molesta cuando Marco no puede jugar el partido de fulbito de todos los sábados, sobre todo si es porque tiene que ir al cine con Leslie. "Ni siquiera podemos juntarnos con la promoción de la universidad como siempre. Marco ahora es un pisado", se queja Bruno.

En un capítulo de la serie Doctor House, el excéntrico médico se pone celoso cuando el oncólogo Wilson –su único amigo, probablemente– inicia una nueva relación amorosa. Durante todo el capítulo, House se dedica a hacerles la vida imposible. Como House, Bruno se siente desplazado. Ya no puede compartir tiempo ni actividades con su gran amigo. No pueden ir a tomar tragos, jugar fútbol, ir a discotecas para conocer chicas. Bruno odia a Leslie por haberle arrebatado a su amigo.

Es una situación normal. Pero que sea normal no significa que sea tolerable ni digna de celebrar. Marco ha hablado con Bruno y le ha dejado clara la situación: la relación con Leslie no tiene por qué afectar su amistad. Si bien tiene menos tiempo para las chelas, el PlayStation y las conversaciones absurdas sobre todo y nada a la vez.

A regañadientes, Bruno ha entendido que lo más importante es que su amigo sea feliz. ¿Para qué torturarlo con sus caprichosas exigencias? Marco quiere tener a su mejor amigo de vuelta, no a un niño engreído y celoso. Bruno está cambiando. Poco a poco.

DATOS

- En el capítulo 'No se puede ser tan bueno', el celoso doctor House coordina con Amber –la novia de Wilson– el tiempo que cada uno debería pasar con este último.