Los científicos realizaron pruebas en 174 personas. (channelfit.fooyoh.com)
Los científicos realizaron pruebas en 174 personas. (channelfit.fooyoh.com)

A dos años y medio de la muerte, la memoria de los humanos disminuye a un ritmo más rápido que en cualquier otro periodo desde que empiezan los problemas de memoria, según un estudio publicado hoy en la revista .

Unos seis y 15 años antes de que fallecieran, los investigadores del Centro Médico de la , en Chicago, hicieron pruebas a 174 sacerdotes, religiosas y monjes católicos que no tenían problemas de memoria.

Después de la muerte, los científicos examinaron los cerebros de los sujetos para detectar las placas y "nudos" que señalan la presencia del mal de Alzheimer.

Los científicos encontraron que, en promedio, unos dos años y medio antes del fin de la vida, la mencionada capacidad y el pensamiento tienden a disminuir hasta 17 veces más rápido que antes de esta etapa terminal.