Los son, en muchas ocasiones, los engreídos de la casa, a tal punto que se está pendiente de cada acción que realizan: sus alimentos, juegos, hasta cómo duermen con sonidos muy especiales, como los ronquidos.

Si bien los humanos roncamos, los canes también lo hacen. Sus ruidos son a veces muy sutiles y otras estruendosas.

Las razones del por qué lo hacen son variadas y podrían estar ligadas a enfermedades, sobrepeso, mala posición para dormir, entre otras. Además, algunas razas son más propensas que otras a roncar debido a su fisionomía.

Lo primer que te dirán los expertos será que el ronquido se produce por una obstrucción de la tráquea, conductos respiratorios o fosas nasales que provocan una reducción de las vías respiratorias y, por tanto, una excesiva vibración de sus paredes.

¡Así que no te alarmes! Un perro puede tener anomalías respiratorias que provoquen esos ronquidos. Puede ser un simple resfriado, por ejemplo: si tiene mocos, estos harán que le cueste respirar y ronque. También puede tratarse de alguna infección respiratoria o, en casos más inusuales y graves, incluso algún tumor en el hocico.

Pero también hay otros motivos. Aquí te explicamos.

¿Tu perro ronca? (Video: Perú21)

Reacción alérgica

Los ronquidos también podrían estar provocados por una reacción alérgica que provoca un estrechamiento en las vías respiratorias. Estas reacciones impiden la correcta circulación del oxígeno y, además, dar estornudos y secreción nasal, señal de que afectan directamente a las vías respiratorias. Si un perro es propenso a las alergias la exposición al polvo, el polen o el humo aumentarán los ronquidos.

Sobrepeso

El sobrepeso provoca una aparición de tejido alrededor de la garganta que puede causar una obstrucción parcial en las vías respiratorias y producir el ronquido. Esto desaparecerá cuando su perro ya no esté con sobrepeso.

Obstrucción del conducto nasal

Puede estar provocada por agentes externos (sobre todo si le gusta hacer hoyos o rodar por la hierba), un tumor o quiste (en cuyo caso no queda más remedio que operar al animal) o porque esté resfriado y tenga la nariz congestionada. En estos casos el ronquido es temporal y se reduce al limpiar la nariz de tu perro.

Rasgos faciales

Las razas de cara hundida tienen la nariz corta, el paladar blando y muy largo y la tráquea muy estrecha, lo que reduce en cierto grado la capacidad respiratoria porque no puede usarse toda la capacidad de la nariz. Las razas propensas son: el Boston Terrier, el Bulldog, el Boxer, el Pug, el Pequinés, el Shih Tzu, el Chow Chow y el Shar Pei.

PRECAUCIÓN

Para los perros con ronquidos crónicos, existen varios remedios que pueden ayudarle a mejorar la postura o a respirar mejor, como son las almohadas, para que la mascota levante la cabeza. También una cama redonda, cuya forma obliga al can a tomar una posición curva y que les permite que los conductos de aire se expandan y reduce los ronquidos.

Si tu perro no deja de roncar, ¡acude al veterinario! Solo él es capaz de encontrar un diagnóstico acertado y de poner una solución.

En casos muy extremos puede aplicarse cirugía, pero siempre ponderando los peligros y ventajas que conlleva.

TAGS RELACIONADOS