Misteriosos, elegantes y extremadamente amorosos y fieles con sus dueños, los que a lo largo del tiempo han sido admirados por reconocidos personajes.

A continuación te contamos sobre algunos artistas y escritores que encontraron inspiración en los felinos durante su vida.

Freddy Mercury. El vocalista de Queen adoraba a los gatos y fue dueño de varios, entre ellos los conocidos Tom, Jerry, Oscar, Tiffany, Goliath, Miko, Romeo, Lily y Delilah, con quien posó en varias fotografías que quedaron para la historia.

(Archivo)
(Archivo)

Kurt Cobain. "Siempre he pensado que las personas que no quieren a los animales son incapaces de querer a otra persona. A mí me gustan mucho los gatos, tal vez porque muchos tienen un falso concepto de ellos", dijo alguna vez el líder de Nirvana.

(Archivo)
(Archivo)

Charles Bukowski. "Tener muchos gatos es bueno. Si te sientes mal, miras a los gatos y te sientes mejor porque ellos saben que todo es tal como es. No hay que ponerse nerviosos por nada. Y lo saben. Son salvadores. Cuantos más gatos tengas, más vivirás. Si tienes cien gatos, vivirás diez veces más que si tienes diez. Algún día, esto se sabrá y la gente tendrá miles de gatos", es una de las frases más famosas del escritor estadounidense.

(Archivo)
(Archivo)

Pablo Picasso. Minou fue el gato que marcó la vida del pintor. Lo adoptó durante el período más difícil de su vida: apenas vivía de sus obras y tenía depresión. Como no podía darle de comer tuvo que devolverlo a la calle pero a los pocos días, el gato volvió con una salchicha en el hocico para compartirla con su amo. En ese momento inició una etapa de cambios para el exitoso artista.

(Archivo)
(Archivo)

Andy Warhol. El artista vivía en su casa con 25 gatos, todos llamados Sam. Su amor por estos animales quedó plasmado en varias fotografías de estudio y en un libro con material litográfico, pintado a mano, titulado "25 Cats Name Sam and one Blue Pussy".

(Archivo)
(Archivo)

Jorge Luis Borges.  En sus últimos años, Borges tuvo dos gatos que fueron especiales para él. Uno se llamó Odín y el otro Beppo. "Nadie cree que los gatos son buenos compañeros, pero lo son. Estoy solo, acostado, y de pronto siento un poderoso brinco: es Beppo, que se sienta a dormir a mi lado, y yo percibo su presencia como la de un dios que me protegiera", escribió el escritor argentino sobre su amado felino.

(Archivo)
(Archivo)

Julio Cortazar. El reconocido escritor fue conocido por la devoción que tenía hacia su gata Flanelle, una gran compañera que se hizo conocida por ser inmortalizada en varias fotografías.

(Archivo)
(Archivo)

TAGS RELACIONADOS