La es la primera persona a la que los seres humanos le cogen cariño. Aunque hay madres sacrificadoras que dan todo por sus hijos, también hay madres que limitan el potencial de los pequeños. No son malas personas de por sí, porque no lo hacen a propósito, pero muchas veces no se dan cuenta de que sus hábitos y su personalidad pueden afectar negativamente en el autoestima y desarrollo del niño, llevándolo a depender de ella más de lo debido. La Irene Lopez Assor estima que el caso de madres tóxicas es más común de lo que nos imaginamos.

“Una madre tóxica es aquella que tiene una visión negativa del mundo. Suelen ser madres muy destructivas, victimistas, posesivas y controladoras la mayor parte de las veces”, dice la doctora para el periódico de la ABC. Enumeró ocho tipo de perfiles que definen a una madre tóxica:

  1. Tienen la autoestima baja: No confían en ellas mismas ni sus capacidades. Casi siempre dependen de la relación con sus hijos para cubrir sus faltas. Usualmente depositan en sus hijos expectativas muy altas, esperando que ellos triunfen donde ellas sienten que fracasaron.
  2. Son controladoras: Estas madres vigilan e indagan sobre todo aspecto de la vida de sus hijos, dejando que haya poca privacidad o espacio entre ellos dos. Critican sus horas de salida, decisiones importantes, hasta la gente con quien el hijo forma relaciones sociales.
  3. Usan a sus hijos para conseguir sus sueños: Generalmente esperan que sus hijos sigan sus experiencias de vida, o lleguen a tomar las decisiones que ellas hubiesen querido tomar de jóvenes, sin importarles la opinión personal del hijo.
  4. Son manipuladoras: Recurren al chantaje emocional en el momento que presienten que el hijo intenta ser más independiente. Creen sentirse rechazadas y abandonadas cuando el hijo toma decisiones que le alejan de ella.
  5. Son el centro de atención: Quieren sobresalir ante todo, y se sienten amenazadas si el hijo destaca en cualquier ámbito.
  6. Son autoritarias: Creen siempre tener la razón y nunca aceptan que sus hijos difieran de su opinión. Su palabra es ley.
  7. Son celosas: Se sienten amenazadas cuando el hijo forma una relación de amistad o de pareja satisfactoria. Siente que la pareja de su hijo le está reemplazando, y no acepta que el amor de su hijo no sea dirigido solamente a ella.
  8. Son narcisistas: Creen que los hijos generalmente les “deben” de por vida por traerlos al mundo, tienen un ego inflado y menosprecian las capacidades de sus hijos al reclamarles que si no fuera por ellas, ellos no serían nadie.

Lo importa recordar en estos casos es que siempre el hijo puede dialogar pacíficamente con la madre para hacerle comprender que necesita su espacio para desarrollarse. En caso de que no escuche, entonces sería recomendable el ingreso de terceros para amenorar la situación.

VIDEO RECOMENDADO

Paro en Cusco, premier Aníbal Torres responde ante reclamos
Premier Aníbal Torres en Cusco, luego que se reportaran una serie de bloqueos etras haberse iniciado un paro de 48 horas en dicha ciudad. Además el otro búnker al descubierto, la casa del exministro Juan Silva la cual sirvió para tramar operaciones de red en el MTC. Y nuevamente el tema de la castración química para violadores sobre el tapete, luego del terrible caso de la menor de tres años en Chiclayo.