Hasta hace poco hablar de era sinónimo de deporte de aventura. Ahora es mucho más, incluso una parada gastronómica obligatoria, debido a la gran riqueza natural y diversidad de productos que tiene el valle (camarones y truchas a discreción para empezar).

Si la idea es salir de la rutina y el invierno limeño, una opción más que interesante es Catapalla (mujer hermosa en quechua), un anexo ubicado en el kilómetro 45.5 de la carretera a Lunahuaná.

En medio de este hermoso paraje natural está "La Confianza", un hotel que alberga uno de los mejores restaurantes de la zona, que además cuenta con un bar donde se preparan exquisitos tragos y cocteles con el pisco que ellos mismo producen.

El restaurante abre todos los días, para el almuerzo y la cena, y vale la pena probar los platos y, de paso, recorrer los ambientes del hotel, donde en 1908 funcionaba una bodega de pisco. El sitio mantiene la arquitectura de esa época y ahora se respira arte (pinturas y fotos de diversos artistas adornan sus ambientes) y aire puro.

La carta de "La Confianza" hace honor a las bondades del río Cañete y a la fertilidad de las tierras del valle privilegiado por su clima. Además, respeta la tradición del buen comer peruano y agrega innovadoras recetas que incluyen los mejores insumos de la zona: la trucha, el camarón y el pisco. Esto sumado a la atención y calidez del personal del hotel, hacen que la experiencia sea muy grata.

DATOS

- En el 2013, La Confianza ganó el primer puesto en el festival gastronómico del camarón en todo Lunahuaná con un Quinotto de Camarones.

- Este 2014 recibió el premio Travellers Choice en cinco categorías.

- Para almorzar no se requiere reservación. Mayor información en www.laconfianza.com.pe.