Animal es una mezcla entre los osos pardos y los polares, según experto. (Internet)
Animal es una mezcla entre los osos pardos y los polares, según experto. (Internet)

El legendario , un supuesto animal de gran tamaño que habitaría en las nieves de la cordillera del Himalaya, es en realidad un pariente de los osos polares primitivos, según un estudio genético elaborado en la (Reino Unido).

El profesor Bryan Sykes analizó muestras de vello de dos animales sin identificar recogidas en Ladakh (India) y Bután, que pertenecen al Himalaya, y determinó que su ADN coincide al 100% con el de una mandíbula de oso polar hallada en Svalband (Noruega) de entre 40,000 y 120,000 años de antigüedad.

El fósil encontrado en Noruega data de una época en la que los osos polares y los pardos se estaban separando en dos especies distintas.

"Creo que ese oso, que nadie ha visto vivo, quizás esté todavía allí y probablemente haya mucho de oso polar en él", afirmó Sykes a la cadena británica BBC.

La muestra de Ladakh provenía de los restos momificados de una criatura que capturó un cazador hace unos 40 años, mientras que la segunda muestra era un único cabello que fue recogido en una zona de bosque de bambú por una expedición de documentalistas hace una década.

El científico subrayó que el mito del Yeti, un animal peludo con el que numerosos montañistas y habitantes del han asegurado haberse encontrado durante siglos, podría tener una "base biológica".

"Todavía hay mucho trabajo que hacer para interpretar estos resultados. Eso no quiere decir que haya osos polares primitivos merodeando por el Himalaya. Es posible que se trate de una subespecie de oso pardo que descienda de los osos polares", señaló el investigador.

La leyenda del Yeti se popularizó en Europa después de que en 1951 el escalador británico Eric Shipton publicó la fotografía de una enorme huella que había tomado en la base del monte Everest.

El alpinista italiano , la primera persona que coronó las 14 cumbres de más de 8,000 metros, ha dedicado esfuerzos a buscar al Yeti tras un supuesto encuentro con esa criatura en el Tíbet, en 1986.

El montañista sacó a la luz un manuscrito tibetano de 300 años en el que se lee que "el Yeti es una variedad de oso que vive en regiones montañosas inhóspitas", una tesis en línea con el estudio del genetista de la Universidad de Oxford.