¿Te imaginas poder llevar a tus hijos de paseo y que ambos vayan montados en un skate? ¿No? Pues este nuevo invento te demostrará que es posible que ambos se diviertan.

Se trata del Longboardstroller, un skate alargado al que se le ha acoplado perfectamente un asiento de la parte delantera del mismo y posee un manubrio y un freno en la parte trasera por seguridad.

Este increíble invento, creado por la marca Quinny, permite a niños entre los 9 meses y los cuatro años y medio de edad sentarse cómodamente mientras sus padres se impulsan en la parte posterior.

Sin embargo, ya que ha sido aprobado para los estándares de seguridad europeos, solo se encuentra disponible en la actualidad en la Unión Europea por 599 euros (US$700 aproximadamente). ¿Te animarías a probarlo junto a tus hijos?

TAGS RELACIONADOS