(Bloomberg/Referencial)
(Bloomberg/Referencial)

Investigadores británicos anunciaron hoy que inventaron una prueba para la detección precoz del cáncer de vejiga a partir de ciertos olores de la orina.

La técnica está inspirada en peculiaridad de los perros y deberá ser confirmada por nuevos estudios, explicaron científicos de la y .

"Se cree que los perros pueden oler el cáncer, pero esto no es, obviamente, una forma práctica para que los hospitales diagnostiquen la enfermedad", dijo Norman Ratcliffe, del Instituto de Tecnología de biosensor de UWE Bristol.

"Tomando este principio, sin embargo, se ha desarrollado un dispositivo que nos puede dar un perfil del olor en la orina. Lee los gases químicos que puede generar la orina cuando se calienta la muestra", agregó.

Cada año se detectan 72,000 nuevos casos de cáncer de vejiga en Estados Unidos y unos 10,000 en Gran Bretaña. El hábito de fumar se considera uno de los factores de riesgo.

El nuevo instrumento, denominado OdoReader, contiene un sensor que responde a los gases químicos que produce la orina. La próxima etapa de la investigación consistirá en la utilización del test en los hospitales.