Los efectos de la terapia con láser frío se pueden sentir desde la primera sesión. (Difusión)
Los efectos de la terapia con láser frío se pueden sentir desde la primera sesión. (Difusión)

El tabaco puede ser muy perjudicial para la salud, pues puede causar problemas respiratorios, males coronarios, disfunción eréctil y hasta diversos tipos de cáncer. Por esta razón, cada vez son más las personas que están intentando buscar nuevas maneras de liberarse de estas adicciones. Para ellos el Hospital de la Solidaridad ofrece una nueva terapia del láser frío.

Jenny Fernández, médico de dicha institución, precisó que el tratamiento con láser frío se aplica en regiones específicas del cuerpo, como los brazos, orejas, muñecas, nariz y manos. El láser estimula estas partes del cuerpo para liberar las endorfinas que se encargan de reducir los síntomas que genera el déficit de nicotina.

Además de estimular la producción de estas hormonas, responsables de aumentar la alegría y de eliminar el dolor, esta terapia también ayuda a desintoxicar el cuerpo. La sensación general que produce este tratamiento es de relajación y, en algunos casos, mejora el sueño.

"Utilizamos el láser de baja potencia, aprobado por la Administración para los Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA). Es un procedimiento indoloro, fácil, seguro y sobre todo eficaz, el cual tiene una tasa de éxito probado de 90% en el casos de personas con adicción a fumar y entre un 70 a 75% en personas con problemas de alcoholemia", explicó la especialista.

Para obtener resultados no se necesitan múltiples sesiones de terapia de láser. Dependiendo del grado de la adicción, se pueden llegar a notar los efectos después de una sola una sesión.

"Este tratamiento eleva el nivel de endorfinas de una manera segura y saludable, a niveles más altos que los producidos por el tabaco o la nicotina y cuando el paciente sale del tratamiento, descubre que no tiene más ganas de fumar", dijo Fernández.

Asimismo, agregó que el láser actúa como un agente calmante, de tal modo que cuando se deja de fumar, los síntomas asociados a estos malos hábitos se ven notablemente reducidos o completamente eliminados.

TAGS RELACIONADOS